La insólita historia de Koh Tao, la 'isla de la Muerte'

Dos nuevas muertes en este resort de lujo han hecho que esta isla vuelva a ser actualidad. ¿Sabes por qué la llaman 'isla de la muerte'?

kohtao
iStock

Aunque su nombre real es isla Tortuga (traducción literal del tailandés), esta pequeña isla situada en el golfo de Tailandia fue bautizada popularmente, hace años, como “isla de la muerte”. Con aguas cristalinas y turquesas, playas vírgenes, arrecifes de coral caleidoscópicos y repleta de tortugas verdes y tortugas carey, es un emplazamiento habitual para los aficionados al submarinismo dadas sus idóneas condiciones para practicar este deporte.

De hecho, Tailandia, con más de 35 millones de visitantes anuales, es uno de los destinos turísticos más populares del mundo y se promociona como la "Tierra de las sonrisas". El gobierno, que ha sido dirigido por una junta militar desde 2014, es sensible a las críticas que podrían socavar la reputación del país.

 


Pero, ¿por qué una isla paradisíaca tomaría el apelativo de “isla de la Muerte”?


Se debe a que el resort de lujo del país asiático ha registrado en los últimos años una serie de fallecimientos rodeados en extrañas circunstancias lo que le ha conducido a esta reputación bastante más siniestra. Al menos nueve turistas europeos han muerto o desaparecido allí desde 2014.

Entre los turistas que han fallecido en la isla se incluye el inglés Nick Pearson, de 25 años, al que hallaron flotando en una bahía debajo de un acantilado de 15 metros el día de año nuevo de 2014; los también ingleses Hannah Witheridge, de 23, y David Miller, de 24 años, a quienes mataron a golpes cerca de donde se alojaban, habiendo violado también a la mujer; a un francés, Dmitri Povse, de 29 años, que fue encontrado ahorcado en 2015 con las manos atadas a la espalda (dictaminando la policía que había sido un suicidio), en 2015, una turista rusa, Valentina Novozhyonova, de 23 años, desapareció con su equipo de buceo (y la policía concluyó que se ahogó en el mar); el inglés Luke Muiller, que fue encontrado en enero de 2016 en el fondo de una piscina en Sunset Bat en Sairee Beach; la belga Elise Dallemagne, de 30 años, que en abril de 2017, fue encontrada ahorcada en la jungla; o el moldavo de 33 años, Alexandr Bucspun, que se ahogó en 2018 después de ir a nadar a altas horas de la noche (descartando la policía cualquier asunto turbio relacionado con su muerte).

Dos nuevas víctimas

La policía ha informado que un magnate hotelero millonario y su esposa han sido encontrados muertos en el resort de lujo en Koh Tao. Sus cuerpos fueron encontrados flotando en la piscina del resort el viernes pasado, pocas horas después de registrarse. Según la policía de la isla, las cámaras de circuito cerrado de televisión del lujoso Jamahkiri Resort and Spa "no funcionaban" el día en que murió la pareja, lo que alimenta el misterio sobre lo que le sucedió a la adinerada pareja. Se trataba de Rakeshwar Sachathamakul, de 59 años, copropietario y director ejecutivo del hotel Novotel Phuket Kamala Beach y propietario de los apartamentos Bangkapi Mansion en Bangkok, y su esposa Anshoo, de 55 años. La pareja llegó a la isla de vacaciones el viernes junto con su hijo Ratish, de 34 años.

Los investigadores considerarán si la profundidad de la piscina, que tenía alrededor de 3 metros en un extremo, pudo haber provocado que la pareja se ahogara. También analizarán cualquier condición de salud que pueda haber sido un factor clave en los fallecimientos.

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en ladymoon@gmail.com

Vídeo de la semana

Continúa leyendo