Un mono juega al Pong con su mente gracias a Neuralink

El implante más rompedor de la compañía de Elon Musk ha demostrado ser efectivo con este clásico videojuego.

 

El chip Neuralink de Elon Musk ha permitido que un mono juegue a Pong únicamente con su mente. Los siguientes, serán los humanos.

 


Lo que ha dado de sí la última versión del chip

Los científicos de Neuralink implantaron sendos chips de esta interfaz cerebro-máquina a ambos lados del cerebro del macaco de nueve años llamado Pager. Luego, aprendió a jugar a este sencillo videojuego de Atari (Pong, lanzado en 1972) con un joystick. El dispositivo registró información sobre las neuronas que se activaban mientras jugaba, aprendiendo a predecir los movimientos que haría. Una vez que el dispositivo Neuralink aprendió lo suficiente, retiraron el joystick y el mono pudo continuar jugando únicamente con la interfaz implantada en su cerebro.


Investigaciones anteriores habían demostrado cómo estas interfaces cerebro-máquina se pueden usar para controlar drones, prótesis y tabletas, simplemente registrando y transmitiendo la actividad cerebral del usuario que indica sus intenciones. Sin embargo, todos estos implantes cerebrales requerían estar conectados a sistemas informáticos para proporcionar el ancho de banda necesario para que las señales se transmitan.

 


Sin cables

En esencia, estos chips consisten en conjuntos de electrodos que registran patrones de actividad neuronal, que luego se pueden decodificar y convertir en comandos de entrada para varios dispositivos. El objetivo concreto de Neuralink, y de muchos investigadores en el campo, es desarrollar una versión completamente inalámbrica, que permitiría todo tipo de beneficios para los humanos.

Como explica el narrador del vídeo que acompaña este artículo, el dispositivo Neuralink se implantó por primera vez en el cerebro de Pager unas seis semanas antes de que se grabara el mismo. El dispositivo, que consta de 1.024 electrodos, monitorea los picos en los impulsos eléctricos generados por las neuronas dentro de la corteza motora de Pager, que es la parte del cerebro responsable de planificar y ejecutar los movimientos. Más específicamente, el Neuralink se conectó a las regiones de la mano y el brazo de la corteza motora del animal, lo que le permitió crear una imagen detallada de los patrones de actividad asociados con el movimiento del joystick. Los datos se transmitieron cada 25 milisegundos a través de Bluetooth al software de decodificación.

 

Al decodificar esta actividad neuronal mediante algoritmos altamente especializados, el dispositivo aprendió a predecir la dirección y la velocidad de los movimientos futuros de la mano de Pager. Al desenchufar el joystick, Neuralink continuó rastreando la actividad neuronal del mono, transmitiendo de forma inalámbrica estos datos a un sistema de decodificación que producía los movimientos correspondientes en la pantalla. Al final, Pager pudo jugar Pong usando solo su mente y disfrutando de su batido de plátano a través de una pajita de metal. Y ojo, demostró ser muy bueno en este clásico videojuego.

Es asombroso ver lo que la tecnología puede hacer, y está claro que Neuralink está avanzando a pasos agigantados.

 


Aplicaciones

En última instancia, el implante está destinado a ser utilizado en seres humanos. Este dispositivo podría permitir a todos aquellos que sufren de parálisis, una forma de recuperar el control de sus extremidades y este ensayo parece ser toda una victoria para alcanzar este objetivo.

"Nuestro primer objetivo es devolver a las personas con parálisis su libertad digital: comunicarse más fácilmente a través de texto, seguir su curiosidad en la web, expresar su creatividad a través de la fotografía y el arte y, sí, jugar a videojuegos. Después de eso, tenemos la intención de utilizar Link para ayudar a mejorar la vida de las personas con trastornos neurológicos y discapacidades de otras formas. Por ejemplo, para las personas con parálisis, el enlace también podría usarse para restaurar la movilidad física. Para lograr esto, usaríamos Link para leer señales en el cerebro y usarlas para estimular nervios y músculos en el cuerpo, permitiendo así que la persona vuelva a controlar sus propias extremidades", explica un responsable de la compañía de Musk en un comunicado.

Neuralink no es la única empresa o agencia que trabaja en dicha tecnología. Algunos gobiernos están pidiendo a ciertas compañías que creen tecnologías de control mental de la vida real, por ejemplo. Será interesante ver en qué queda todo esto.

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo