Taxi Dron: el transporte del futuro

Puede que volar todos los días de casa al trabajo esté más cerca de lo que parece.

 

A mediados del siglo pasado, fascinados por los avances de la aviación, los escritores de ciencia ficción imaginaron un futuro en el que las personas volarían gracias a mochilas propulsoras. La idea acabó en el desván de las profecías tecnológicas incumplidas.

Pero puede que volar todos los días de casa al trabajo esté más cerca de lo que parece. No con una mochila a la espalda, pero sí en un dron. Ese es el proyecto de EHang Inc, una empresa china que lleva años desarrollando un  vehículo aéreo autónomo capaz de transportar a una persona. Varios rotores –en lugar de uno solo como en los helicópteros– elevan la aeronave y la mantienen  estable incluso con fuerte viento. El prototipo de EHang Inc, eléctrico y no mucho mayor que un coche Smart, se desplaza a 100 km/h a un máximo de 500 metros de altura y su autonomía da para veinticinco minutos de vuelo (se  recarga en una hora).

Sus sensores y su procesador ajustan la ruta para evitar obstáculos y, en caso de fallo, aterrizan con suavidad y de forma segura la aeronave. El usuario podrá solicitar uno de estos drones igual que hoy pide un coche de Uber, a través de una app, y le bastará con especificar la dirección a la que quiere ir. Las azoteas de edificios y helipuertos a las afueras de las grandes ciudades podrían servir como puntos de recogida del pasajero.

La idea la están explorando otras compañías como Airbus y la citada Uber; los directivos de esta última piensan que en un futuro no muy lejano podrán ofrecer vehículos aéreos como alternativa al transporte en  carretera para medias distancias, cubriendo la llegada al destino final con un coche convencional. Hu Huazhi, fundador de EHang Inc, cree que en un primer momento este tipo de transporte solo será práctico para casos muy concretos y tendrá un alto coste, pero que con el tiempo podría democratizarse.

“Mi visión es que en el futuro cualquiera pueda usar un dron para viajar”, dice. Su empresa ya acumula más de un millar de horas de vuelo en pruebas y espera ofrecer el servicio en Dubái y Las Vegas.