Apps y gadgets para mujeres

Saber cuáles son los días fértiles, aliviar los problemas de la menopausia, encontrar los mejores ejercicios para fortalecer el suelo pélvico... La tecnología se está convirtiendo en una útil herramienta para la salud de la mujer.

appsmujeres1
iStock

Los problemas referentes a la salud ginecológica continúan siendo hasta cierto punto un tabú del que se habla muy poco en público. Lidiar con los ciclos menstruales, el deseo de quedarse embarazadas –o de evitarlo– o los síntomas de la menopausia es una necesidad para todas las mujeres, y hacerlo puede resultar más sencillo gracias a la aparición de dispositivos y apps específicos. De hecho, existe todo un sector económico basado en cubrir esta necesidad de la mitad de la humanidad: la jerga empresarial lo llama femtech, acrónimo en inglés de tecnología femenina, un término que alude a empresas tecnológicas a menudo creadas por mujeres para desarrollar servicios para ellas, no siempre relacionados con la salud ginecológica, pero sí en su mayoría.

Desde que se acuñó el concepto femtech en 2016, la inversión en este ámbito no ha dejado de crecer. La consultora estadounidense de negocios Frost & Sullivan estima que, en 2025, este segmento moverá unos 45.000 millones de euros en el mundo. Lo cierto es que cada vez se lanzan más productos y servicios que no pueden sustituir la atención médica ginecológica, pero sí complementarla. Muchos cuentan con la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), y cada vez hay más en España. A continuación repasamos algunas de las aplicaciones y gadgets femtech más destacados del momento.

 

 

GADGETS

FITBIT VERSA (iOS / ANDROID, euros)


En abril del año pasado, Fitbit lanzó su reloj Fitbit Versa, que por primera vez incluía una función para el seguimiento de los ciclos menstruales y la salud femenina. Esta característica ha ido estando disponible también para otros dispositivos de la casa a través de su aplicación móvil. Tras responder a una serie de preguntas sobre el ciclo, el software devuelve a la usuaria predicciones sobre sus periodos y fases fértiles. Para que sean más certeras, también es recomendable que la usuaria aporte información sobre la intensidad del fl ujo y si usa métodos anticonceptivos. Al monitorizar la regla mediante la app, también se pueden identifi car patrones menstruales relacionados con las actividades diarias, como el sueño y el ejercicio, y detectar variaciones. Además, la usuaria puede contribuir a la ciencia. Fitbit da la oportunidad a aquellas mujeres que lo deseen de recopilar sus aportaciones de manera automática para crear una gran base de datos sobre información menstrual, a la que puedan acceder médicos y académicos.

 


ELVIE (iOS / ANDROID, euros)

Este pequeño gadget de silicona que ha ganado varios premios de diseño e innovación echa una mano a las mamás para que se recuperen con más rapidez después del parto. Ayuda a fortalecer y tonificar el suelo pélvico, lo que permite tener un mayor control de la vejiga y así evitar pérdidas de orina. El dispositivo está vinculado con una aplicación gratuita que propone distintos ejercicios de Kegel a través de juegos. Además, es capaz de medir el movimiento de la musculatura pélvica y ofrecer biorretroalimentación para que la usuaria mejore la técnica. Asimismo, puede comprobar parámetros como la fuerza, el ritmo, la velocidad, la resistencia, el pulso y la elevación. Controla el porcentaje de aciertos y vigila la evolución. Para practicar, la usuaria solo necesita cinco minutos durante tres días a la semana. Sus creadores aseguran que los resultados se notan en menos de cuatro semanas.

 

appsmujeres2
iStock

JOY ON KEHEL (iOS / ANDROID, euros)

Kehel es otro dispositivo para ejercitar el suelo pélvico con una curiosa forma de bolas chinas. Al igual que Elvie, puede vincularse con una app para el móvil. El software propone diferentes ejercicios de fuerza y velocidad de contracción, y permite ver el progreso realizado. Además, te da la oportunidad de crear tus propios entrenamientos, ajustando el número de repeticiones, la duración de cada contracción y el tiempo de descanso entre ellas. El gadget se introduce en la vagina como si fuera un tampón, con el botón de encendido mirando hacia arriba y con los labios cubriendo ambas bolas. Los ejercicios se pueden hacer tumbada, sentada o de pie, aunque si eres principiante te encontrarás más cómoda en horizontal. Para usarlo con mayor comodidad, se recomienda aplicar lubricante –solo los de base acuosa– o usar un preservativo. También incluye un apartado de evaluación para que conozcas el estado de tu musculatura pélvica y otro de masaje destinado a la estimulación.

 

 

APPS

KEGEL CAT (iOS / ANDROID, de , euros a 3,49 euros)


Hacer ejercicios de Kegel puede ser una actividad muy divertida, como bien demuestra esta curiosa app. Kegel Cat intenta motivar y hacer que la usuaria se lo pasa bien para que así los practique a diario. El software cuenta con tres modos: Daily squeeze, Go forever y Dance dance. En el primero, solo hay que personalizar la cantidad de kegels que se desea hacer y su longitud, y apretar. En el segundo, la app desafía a la mujer para ver cuántos kegels puede llegar a realizar. El último modo es el más activo. Hay que hacer ejercicios y bailar al ritmo de canciones inspiradas en los años 80.

 


BWOM (iOS / ANDROID, gratis, pero con compras dentro de la aplicación)


Ha sido desarrollada por una start-up española que se ha propuesto crear un coach móvil para todo lo referente a la salud íntima femenina. Para utilizarla, el primer paso es hacer un test de suelo pélvico en el que la usuaria contesta en qué momento vital está –joven o adulta sin hijos, embarazada, recuperación posparto, madre y en menopausia o posmenopausia–, si ha notado escapes de orina y con qué frecuencia. También tiene que proporcionar la fecha de nacimiento y aclarar si ha visitado alguna vez a un especialista en suelo pélvico. Con todos esos datos, B-Wom considera el objetivo que persigue la usuaria y confecciona un plan. Esto se puede hacer automáticamente y también se puede solicitar a una entrenadora personal, aunque hay lista de espera para ello. El software incluye varias rutinas para llegar a las metas, como ejercicios de Kegel, abdominales hipopresivas, masajes para las cicatrices de cesárea y episiotomía, ejercicios para placer sexual y algunos hábitos saludables. Todos están creados por profesionales y cuentan con una base científi ca. Diez minutos al día serían suficientes para realizar las tablas y tareas. Los primeros ejercicios de cada plan se pueden disfrutar de manera gratuita, pero para completarlos hay que pasar por caja. Los precios oscilan entre 0,99 y 3,99 euros. Además, hay una suscripción mensual de 4,99 euros. No obstante, B-Wom ofrece planes gratuitos si se invita a otras mujeres a utilizar la aplicación y estas se registran.

 

 

FLO FEM (iOS / ANDROID, gratis)

¿Quieres controlar tu ciclo? ¿Buscas quedarte embarazada? ¿Estás ya en estado y quieres seguir tu evolución? Cualquiera de estos tres objetivos se pueden seguir con Flo. De hecho, al comenzar a usarla, la usuaria deberá marcar cuál de ellos persigue. Se trata de una completa aplicación que predice el ciclo menstrual, los días de ovulación y los días fértiles. Se apoya en el aprendizaje automático, por lo que se vuelve más certera a medida que recibe más información. El área de calculadora y seguimiento de embarazo incluye una cuenta atrás para saber cuándo va a nacer el bebé, conocer en qué semana se encuentra, estimar cómo es el desarrollo del feto en cada momento y recibir artículos interesantes sobre embarazo. Incluso posee la opción de recibir recordatorios relacionados con el periodo, así como para registrar el peso, patrones de sueño, la temperatura o avisarnos de que toca beber agua o tomar un medicamento o la píldora anticonceptiva.


Mia Android (Android, gratis)

Este calendario menstrual y calculadora de ovulación destaca por su interfaz simple y amigable. Lo más original de Mia es que las preguntas iniciales que usa para elaborar el calendario menstrual personalizado se hacen en formato conversacional, como si la usuaria estuviera manteniendo una charla a través de Whats- App. Es decir, tiene un asistente virtual o chatbot que facilitará todo lo que necesita la mujer. Cada día se pueden añadir notas de texto o incluir diferentes circunstancias o sucesos especiales. Esto último también se hace de manera muy intuitiva, ya que es posible mediante stickers. ¿Tu regla fue ligera, media o fuerte en cuanto a manchado? ¿No tuviste sexo, hubo sexo seguro, sexo inseguro o te masturbaste? ¿Tu humor fue normal, estuviste feliz, enfadada o triste? ¿La salud estuvo bien o sufriste alergia, dolor de cabeza, dolor de espalda, insomnio, calambres, etc.? ¿Qué ejercicio o deporte practicaste? ¿Cuánto café tomaste? ¿Cómo fue tu flujo vaginal? ¿Qué sensibilidad tuvieron tus senos y tu estómago durante la jornada? Para cada posibilidad dentro de estas cuestiones, se puede usar un pictograma diferente. Además, Mia ofrece consejos de salud personal para saber cómo va a encontrarse la usuaria cada día. Aporta muchísimo contenido interesante basado en fuentes fiables y artículos que permiten conocer más a fondo el ciclo de ovulación, el calendario menstrual y el cuerpo en general.

 

Woom (iOS / Android, gratis)


Woom es otra aplicación de calendario menstrual y de ovulación, en este caso totalmente centrada en conseguir que la usuaria se quede en estado de buena esperanza en el menor tiempo posible. Para cada día del ciclo, valora si es fértil o no. Hasta proporciona la probabilidad exacta diaria que tiene la usuaria de quedarse embarazada. Además, pregunta cómo se siente cada jornada para aprender y poder ajustar sus recomendaciones al máximo. Su algoritmo ha sido desarrollado junto con profesionales médicos para adecuarse a cada mujer, teniendo en cuenta también su estilo de vida, alimentación o edad. Como punto fuerte, dispone de una comunidad de futuras mamás en las que las usuarias comparten sus dudas, experiencias y consejos. Los creadores de esta aplicación afirman que ya han logrado embarazar a más de 80.000 mujeres.

 

appsmujeres3
iStock

La importancia de cuidar los pechos

En los últimos meses han aparecido algunos productos femtech centrados en el pecho femenino y la lactancia.


Somainnofit. 25 euros

La firma de ropa íntima Soma ha lanzado un sujetador inteligente que es capaz de medir automáticamente el busto para determinar exactamente la talla de sujetador correspondiente y evitar así las cintas métricas o las incómodas manos de las empleadas de las tiendas de ropa. Funciona vinculándose con una aplicación móvil a través de Bluetooth. Puede medir cuatro dimensiones de tu cuerpo y recomendar qué modelos y estilos se adaptan mejor a la forma de la usuaria. Desafortunadamente, solo sugiere sostenes de su marca. Si convence alguno en particular, se puede realizar la compra directamente a través de la app.

 


Elvie Pump. 450 euros aprox.


La feria de electrónica ha servido como marco para introducir propuestas relacionadas con una actividad muy natural, pero que en Estados Unidos es tabú: dar el pecho a un bebé en público. Elvie presentó hace unos meses el que probablemente sea “el primer sacaleches portátil y silencioso del mundo”, pues cuenta con una tecnología que elimina el sonido de la extracción, que a veces puede molestar. Se usa con una aplicación móvil que va indicando a las madres la cantidad de leche que extraen en tiempo real y les deja ver un histórico de la sacada de cada pecho. Permite controlar el Pump remotamente.

 


Willow 2.0. 440 euros aprox.


Es muy parecido al producto de Elvie, aunque algo menos abultado en cuanto a su forma. Al igual que el anterior, cabe perfectamente en un sujetador, por lo que las madres pueden usarlo en cualquier momento y lugar discretamente. También tiene una app para monitorizar las cantidades sacadas. Sin embargo, a diferencia de Pump, que almacena la leche en un contenedor reutilizable, el último modelo de Willow usa bolsitas desechables para conservarla. El fabricante ha calificado a su gadget como el único sacaleches a prueba de derrames.