Resumen del I Foro‘Inteligencia artificial: presente y futuro’

Un grupo de expertos nos acompañó en un extenso debate en el que charlamos sobre el futuro de la IA, sus implicaciones éticas, y las necesidades de las empresas que la implementan para liderar el mercado tecnológico.

 

La inteligencia artificial es la gran apuesta tecnológica para el siglo XXI. Su perfeccionamiento permitirá automatizar muchos procesos que facilitarán aún más la vida de las personas y convertirán a los dispositivos en máquinas verdaderamente inteligentes. Pero, por supuesto, las perspectivas que plantea la inteligencia artificial para el futuro plantean diversos dilemas éticos, y dudas sobre cómo implementar tan sofisticada tecnología.

En este conexto, Muy Interesante en colaboración con Huawei han celebrado el primer Foro ‘Inteligencia artificial: presente y futuro’, moderado por Enrique Coperías, director de la revista Muy Interesante y Juan Carlos F. Galindo, periodista experto en Comunicación de Innovación y Tecnología y autor del blog de inteligencia artificial de la casa.

En este extenso e interesante debate, hemos charlado con los más relevantes expertos del país en esta materia, con posturas diversas en cuanto a la definición de IA, sus límites éticos, sus utilidades, y sus implicaciones de cara al futuro de las personas y de las empresas.

De hecho, las compañías que no implementen la inteligencia artificial estarán, muy probablemente, condenadas a la desaparición. En este sentido, tanto  Huawei como Bosch, como Microsoft, presentes en el debate, son pioneras en la introducción de la automatización de procesos a través de la IA.

Juan Antonio Relaño, CIO de Bosch en España, relata cómo la inteligencia artificial ya supera a la humana en muchos procesos: "Yo ya he visto sorpasso de la inteligencia artificial sobre la humana en procesos como el control de calidad. La tasa de error es solo del 2%".

Por su parte, Fabio Arena de Huawei, destaca una tecnología básica que ayudará en esta transformación de las tecnologías inteligentes. "Falta mucho para lograr emular el pensamiento del ser humano, pero ya se están eliminando barreras, como la traducción simultánea. Y juega un papel muy importante el 5G".

Por tanto, si las empresas van a jugar sus cartas a la IA, un proceso inevirtable en el proceso de ser líderes en última tecnología, ¿se extinguirán los trabajos que hoy realizan los humanos? En cuanto a esta cuestión, Nuria Oliver, directora de Investigación en Ciencias de Datos en Vodafone y Chief Data Scientist en Data-Pop Alliance, lo tiene claro: "Nuestros trabajos serán obsoletos al cabo de los años. Debemos dar formación a aquellos profesionales que se están viendo afectados por el cambio. Además de invertir en innovación y educación sobre qué es la IA".

No obstante es innegable que la IA puede lograr eficacias que el humano no puede alcanzar. Tal como explicaba, Jordi Ribas, coordinador del área de inteligencia artificial de Microsoft: "La IA permitirá, por ejemplo, predecir enfermedades mucho antes que los doctores".

Algunos expertos que nos acompañaron en el debate, eso sí, eran algo más escépticos en cuanto a lo que las máquinas pueden conseguir, al menos, en el corto plazo. Según Jesús Cardeñosa, doctor en Computación e  IA de la UPM: "Seguimos sin encontrar un modelo que emule al comportamiento humano tal y como se describía en los años 50".

Sin duda, la perspectiva de crear una máquina lo más parecida a la mente humana es un gran reto, y trae muchas contradicciones, temores y dilemas éticos, como hacía ver José Manuel Nieves, periodista científico, redactor, y asesor multimedia: "Algunos de los dilemas más típicos de la IA son la conducción autómata, y los robots de uso militar, programados para matar. ¿Quién programa eso y bajo qué criterios?".

El punto de vista más optimista era el Ramón L. de Mántaras, director del Instituto de Investigación en Inteligencia Artificial del CSIC: "Lo que el ser humano quiere en realidad es ser feliz. Y creo que la IA realmente tiene la capacidad para lograr esa utopía".

También Nuria Oliver tiene un pensamiento amigo respecto a la inteligencia artificial: "La IA es moda en el sentido de que ahora todo es inteligencia artificial; pero no no solamente va a perdurar sino que probablemente no consigamos sobrevivir como especie sin apoyarnos en ella. Quizás la moda seamos nosotros".

Si esto se cumple, esto significa que, un día, las máquinas serán imprescindibles para nosotros (si bien en muchos casos ya lo son) y no debemos tener miedo de ellas. Esto lo refleja muy claramente el pensamiento de  José Luis Cordeiro, ingeniero del MIT y coautor de la obra 'La muerte de la muerte'. “No hay que tener miedo de las máquinas, sino de la estupidez humana”. De hecho, el ingeniero ponía como ejemplo a Japón, donde hay personas que profesan verdadero amor a las inteligencias artificiales: "Vayan a Japón y vean cómo aman a los robots. Ellos tienen alma, en la mentalidad japonesa".

¿Tienen los robots ‘alma’? ¿En qué medida las empresas necesitan de la IA para liderar el cambio a la nueva era tecnológica? ¿Logrará la IA emular y superar a la mente humana? ¿Cómo nos beneficiará la IA como especie? O bien, ¿nos esclavizará como suponen las distopías de la ciencia ficción? Las preguntas del público y los espectadores online pusieron el punto y final al evento.

El debate está servido, y las horas se nos quedan cortas en Muy Interesante para charlas con nuestros expertos. Nos vemos en el próximo foro de ‘Inteligencia artificial: presente y futuro’.

CONTINÚA LEYENDO