Chema Alonso: “En 2050 la inteligencia artificial se igualará a la humana”

Chema Alonso es Chief Data Officer de Telefónica, S.A.

Quedan apenas unos días para que Chema Alonso se enfrente a un auditorio repleto de analistas, periodistas y directivos del sector y de Telefónica, expectantes ante uno de los más esperados anuncios de Telefónica en los últimos años, en el Mobile World Congress de Barcelona. No ha sido fácil encontrar un hueco en su agenda para una entrevista en la que Chema ha reflexionado acerca de lo que la IA puede y no puede hacer.

Aunque existen muchas predicciones sobre cuándo la inteligencia artificial (IA) no sólo igualará la inteligencia humana sino la de todos los humanos, Chema estima que 2050 podría ser el año en el que la IA sería similar a la de las personas. Habrá que ver si sufrimos disrupciones tecnológicas por el camino. Si se desarrollan los ordenadores cuánticos, si nos encontramos con nuevas fuentes de energía que nos permitan aumentar masivamente la capacidad de cómputo que tenemos hoy en día.

Si todo esto sucede, 2050 es un horizonte lo suficientemente cercano como para que nos empecemos a plantear cosas como la moral de la inteligencia artificial, y lo suficientemente lejano como para que todavía podamos incidir en cómo queremos construir esa IA similar a la humana.

Orgulloso de su pasado, y de su presente, como hacker, Chema está absolutamente seguro de que se puede crear una inteligencia artificial que respete el cien por cien de la privacidad de las personas, y que esté además al servicio de ellas. Pero también cree que podríamos encontrarnos con IA que esté haciendo un mal uso de los datos de las personas, y deberemos por lo tanto tomar medidas para evitarlo.

En cualquier caso, el Chief Data Officer de Telefónica considera que la inteligencia artificial, al igual que otras tecnologías disruptivas,transformará el status económico de una Sociedad. Y por ello Chema dice que tenemos que ser capaces de adaptar y transformar el empleo de las personas a la suficiente velocidad que a la que hacemos una disrupción tecnológica. Debemos ser consecuentes con la aplicación de la tecnología a la Sociedad. La tecnología tiene que ayudar a que una Sociedad sea mejor, y no a destruirla. “Y evidentemente una nueva tecnología acaba con empleos, pero abre la oportunidad a otros nuevos”.

Y ante la pregunta de si la IA será la tecnología decisiva para ayudar a que se consiga la inmortalidad, Chema cuenta que “no lo sabemos”. “La IA es sólo un apoyo más a los científicos que están invirtiendo su tiempo y su esfuerzo en esta disciplina, la de la inmortalidad. O la de la muerte de la muerte, como dice el excéntrico y tildado por algunos como predicador tecnológico, José Luis Cordeiro.

 

 

CONTINÚA LEYENDO