Samsung también tropieza ¿casi? dos veces en la misma piedra

Rectificar, dicen, es de sabios. Aunque llueve sobre mojado, Samsung ha estado a punto de repetir el fracaso de su Note 7 con el plegable Galaxy Fold. Ante las críticas de los periodistas expertos, no obstante, ha aplazado la puesta en el mercado de su nuevo smartphone inteligente, que destilaba algunos fallos en su pantalla flexible y su mecanismo de pliegue.

Hoy viernes 26 era el día elegido por Samsung para que sus seguidores pudieran empezar a reservar su última joya, el Galaxy Fold. Iba a ser el primer smartphone o terminal inteligente, por decir algo, plegable y flexible en el mercado, adelantándose a su gran competidor Huawei, que tiene preparado entre bambalinas y a punto de caramelo su Mate X. Pero la jugada que pretendía la firma coreana, adelantarse en la comercialización a su competencia, le ha salido mal. Y sí, de ahí el titular. Si el ser humano es el ‘animal’ que tropieza dos veces en la misma piedra, Samsung ha estado a punto, y de ahí el casi, de volver a repetir el fiasco del Galaxy Note 7 cuya batería se incendiaba. ¿Recuerdan?

En una estrategia de comunicación muy criticada por muchos y que yo jamás voy a aplaudir aunque este medio -con más de 20 millones de audiencia mensual, casi 19 millones de seguidores en redes sociales, o 1,5 millones de lectores de su revista impresa, por citar algunas cifras- se quedara fuera de esa iniciativa de reviews del Galaxy Fold, el torpedo que pretendía llenar los medios especializados nacionales e internacionales elegidos de vídeos, imágenes y artículos positivos del nuevo buque insignia de Samsung le salió por la culata a Samsung, y se tornó en un verdadero calvario de reputación.

 

Ni servidor ni este medio puede valorar el dispositivo, al no haber podido verlo ni tocarlo. Pero sí podemos traer a estas líneas lo que escribieron algunos medios independientes que no se pliegan al arbitrio de la inversión publicitaria que muchas veces tienta a quienes escriben de hacerlo de una manera tibia cuando hay alguna incidencia. Y en este caso, el gran quiz de la cuestión es que el Samsung Galaxy Fold no era un prototipo que se deja a unos cuantos expertos periodistas para que lo prueben y den su feedback y mejorarlo en meses siguientes. No, no era un prototipo, era un equipo que iba a ser comercializado días después, por lo que el fabricante ya debía haber hecho sus test y pruebas pertinentes como para comprobar que había cuestiones muy críticas que lo ponían en entredicho. Y ya estaban más que avisados tras la experiencia negativa del Note 7.

Que si la pantalla se rompía después de un par de días de uso, o la aparición de bultos en el pliegue de la misma, decía el prestigioso medio especializado The Verge. O que la bisagra, que dejaba un hueco relevante entre ambas partes del dispositivo al cerrarse, y por el que podía entrar suciedad, podría ser la causa de los bultos y de que la pantalla se rompiera, decía este medio. O como, decía Mark Gurman de Bloomberg, al desprenderse una película protectora de la pantalla ésta pasaba a mejor vida cuando no existía una advertencia clara desde Samsung de que no se retirara.

 

No voy a detallar más, porque ya lo han hecho muchos compañeros, pero a Samsung se le plantea ahora un gran dilema, que difícilmente puede salir bien. Las cuestiones reportadas de los periodistas especializados no parece que tengan una solución a corto plazo. Si Samsung las enmienda con prontitud como para salir al mercado antes que su competencia, y no se asegura al cien por cien que no volverá a tener más incidencias de este tipo, el Note 7 puede tener un compañero en el baúl de los recuerdos, con la consiguiente penalización pecuniaria que ello representaría. Y si espera lo que debería para que el dispositivo llegue con las garantías suficientes a los usuarios, y la competencia se adelanta con un equipo que tiene buenas críticas, le costará al fabricante coreano una gran inversión en marketing posicionar su Galaxy Fold como cree que se merece.

No quiero terminar sin incorporar a estas líneas las ‘excusas’ a su manera de Samsung al anunciar que aplazaba la presentación y lanzamiento de su Galaxy Fold. Unas excusas que plantean muchas interrogantes. Dice Samsung que “acaba de presentar una categoría de dispositivo  móvil completamente innovadora que utiliza múltiples nuevas tecnologías y materiales capaces de crear una pantalla tan flexible que puede doblarse. Nos sentimos realmente entusiasmados por las expectativas generadas alrededor del Galaxy Fold”.

Y continúa: “muchas de las personas que han probado este nuevo dispositivo han destacado su gran potencial pero algunos también nos han indicado que necesita algunas mejoras adicionales para garantizar la mejor experiencia de usuario posible. Para poder analizar en detalle dichos comentarios y realizar más pruebas internas, hemos decidido posponer el lanzamiento del Galaxy Fold. En las próximas semanas anunciaremos la fecha oficial de lanzamiento del dispositivo. Los resultados iniciales del análisis de las incidencias en las pantallas de las que hemos tenido noticia muestran que estas podrían deberse a impactos en las áreas más expuestas de la bisagra, su parte superior e inferior. También hemos conocido un incidente en el que sustancias encontradas dentro del dispositivo afectaron al rendimiento de la pantalla”.

Concluye Samsung comentando que “vamos a adoptar las medidas oportunas para reforzar la protección de la pantalla y mejoraremos la guía sobre el cuidado y uso de la pantalla, incluida la capa protectora, para que nuestros clientes obtengan el máximo rendimiento de su Galaxy Fold. Samsung valora la confianza que nuestros clientes depositan en nosotros. Para Samsung los clientes son siempre nuestra principal prioridad. El compromiso de Samsung es trabajar estrechamente con nuestros clientes y partners para que la industria avance y queremos agradecerles a todos su paciencia y comprensión”.

Y, como digo, me hago muchas preguntas ante estas explicaciones, pero una por encima de las demás: ¿porqué no hizo antes Samsung todo lo que dice que va a hacer ahora? 

 

Juan Carlos F. Galindo

Juan Carlos F. Galindo

Tras dos décadas dedicado a la comunicación de Productos y Servicios, Innovación, Tecnología, I+D, Televisión y Patrocinios de una gran empresa, me embarco en este blog que dedicaré a mi pasión, la tendencia tecnológica que va a protagonizar la 4ª Revolución Industrial: la Inteligencia Artificial.

Continúa leyendo