RoboMaster S1, el primer robot educativo ‘de tierra’ para aprender IA, ingeniería y robótica

Tenía que ser DJI, un experto en drones y tecnología de estabilización de video quien pusiera en el mercado un Robot para aprender robótica, tecnología e inteligencia artificial, y surgido de una competición entre universidades de todo el mundo.

Hace cinco años que la compañía DJI, líder global en desarrollo y fabricación de tecnologías dron de uso civil y de imagen aérea para uso personal y profesional, se sacó de la manga una iniciativa para promover la educación sobre robótica. Es así como nace el torneo RoboMaster, una competición anual abierta a universidades y estudiantes universitarios de todo el mundo apasionados por la ingeniería y la robótica. La competición consta de varias categorías, robótica, ingeniería e inteligencia artificial (IA), y en su sexto año ha atraído a casi 30.000 jóvenes ingenieros de más de 400 universidades de todo el mundo.

De esta iniciativa nace, inspirado en los robots creados en los últimos años en el torneo, un producto comercial como Robomaster S1, presentado la semana pasada en Frankfurt coincidiendo con su lanzamiento en Europa y definido por la propia compañía como el primer robot educativo ‘de tierra’. El S1 está pensado para mostrar no sólo las posibilidades de la robótica, sino también lo divertida que puede llegar a ser. Incluye unos potentes motores sin escobillas, un chasis que puede moverse en todas direcciones, un estabilizador de alta precisión y modos interactivos de programación, juego y competición. El S1 ofrece mucha diversión, ya sea montándolo según las instrucciones o de forma personalizada, conduciéndolo, programando con Python o Scratch, o compitiendo con amigos en varios modos.

 

Así es RoboMaster S1

El RoboMaster S1 está equipado con 31 sensores con los que puede detectar el mundo a su alrededor, incluyendo seis en sus parachoques inteligentes. Sobre el chásis hay una cámara que ofrece una vista estabilizada en primera persona. También cuenta con un estabilizador mecánico especializado y un lanzador de infrarrojos y de bolas de gel no tóxicas. El S1 es modular, admite más accesorios de DJI y tiene seis puertos de control PWM y un puerto de control Sbus para que los usuarios avanzados puedan conectar hardware de terceros. La adición de puertos Sbus permite el soporte de algunos controles remotos de terceros junto con una placa de desarrollo. La placa, a su vez, permite a los clientes agregar aún más codificación y piezas personalizadas al S1 y usar lenguajes de codificación adicionales como C/C++.

En noviembre llegarán más funcionalidades, como Intercom, que convierte también al RoboMaster S1 en un intercomunicador transmitiendo clips de sonidos al robot desde su app móvil. Esta nueva función ofrecerá clips pregrabados en la app y admitirá grabaciones importadas localmente de hasta 30 segundos de duración. 

 

Con la cámara FPV y la tecnología de visión por ordenador, el S1 puede identificar diferentes objetos automáticamente, reconocer y responder a sonidos, así como recibir la señal de otras unidades S1. El procesador central y el cable de bus CAN le permiten computar grandes cantidades de datos, manteniendo una señal de transmisión estable y realizando varias tareas al mismo tiempo. Junto con su motor sin escobillas personalizado, el S1 tiene cuatro ruedas Mecanum como las que se encuentran frecuentemente en los robots de competición. Cada una cuenta con 12 rodillos con los que puede moverse en todas direcciones y controlarse con precisión. 

El RoboMaster S1 está equipado con tecnología de visión por ordenador de vanguardia y permite a los usuarios probar por sí mismos aplicaciones reales como reconocimiento de líneas, marcadores visuales (hasta 44, incluyendo números, letras y caracteres especiales), personas, gestos u otros S1.

Los usuarios que busquen funciones más avanzadas pueden programar en Scratch 3.0 o en Python funciones personales para su S1. Con ellas pueden desde determinar los movimientos del robot hasta optimizar el par de las cuatro ruedas. Estas habilidades personalizadas son el puente que une el aprendizaje de programación del S1 con las aplicaciones reales. Otra nueva funcionalidad es la programación musical con Scratch. Se han agregado 36 notas musicales al módulo de programación, permitiendo a los usuarios escribir música original de modo que el S1 pueda reproducirla.

Además, usando la cámara FPV avanzada y la tecnología de visión artificial, el S1 puede realizar una conducción autónoma. Al diseñar un recorrido en línea con cinta adhesiva, el S1 seguirá el camino e incluso registrará señales de tráfico simuladas utilizando marcadores de visión.

El RoboMaster S1 está disponible en Europa a un precio de 549 euros, y las nuevas actualizaciones, Intercom, MasterBoard y Conquest, podrán ser descargadas junto a la actualización del firmware en noviembre. En los próximos días tendré la oportunidad de construirlo desde cero con sus más de 107 piezas y más tornillos todavía, y probarlo para ver sus capacidades. Mostraremos el vídeo en este mismo Blog en cuanto sepamos controlarlo.

Juan Carlos F. Galindo

Juan Carlos F. Galindo

Tras dos décadas dedicado a la comunicación de Productos y Servicios, Innovación, Tecnología, I+D, Televisión y Patrocinios de una gran empresa, me embarco en este blog que dedicaré a mi pasión, la tendencia tecnológica que va a protagonizar la 4ª Revolución Industrial: la Inteligencia Artificial.

Continúa leyendo