Por qué me vuelvo a acordar de Nokia cuando Waymo se asocia con Jaguar Land Rover

La transformación que está sufriendo, y que va a sufrir en los próximos años el mundo de la automoción para integrar a la inteligencia artificial puede dejar alguna sorpresa por el camino.

Un ejecutivo con el que he hablado esta semana, del que no voy a dar el nombre, del futuro de la conducción autónoma y de la inclusión de la inteligencia artificial en el coche, y de contenidos de entretenimiento, y de publicidad, me señaló algo que puede sonar a chascarrillo en estos momentos, pero que no sería descabellado que ocurriera en un futuro no muy lejano: “alguna o quizás más de una marca de automoción desaparecerá si Google es capaz de dar con la tecla y triunfar con su coche autónomo. O mejor dicho si es capaz de llevar su modelo de negocio actual, la publicidad personalizada, al coche conectado y sin conductor”.

Pero no sólo Google, o mejor dicho Alphabet, su Corporación, si acierta con su proyecto Waymo para llevar su software y sistema de conducción autónoma a los automóviles. Si Google acierta con Waymo. Si Uber también lo hace con su proyecto de coche del futuro. O Apple con el suyo, Titán, del que tan poco se sabe. O si Tesla logra llevar a beneficios económicos su liderazgo tecnológico y asociación con NVIDIA para que triunfe su apuesta DriveX. Si todos, o alguno, logran llevar a buen puerto sus proyectos y ecosistemas de negocio actuales, y alguna marca no ha tomado el camino correcto a tiempo, la historia de Nokia, pero esta vez en el mundo de la automoción, se volvería a repetir.

Pero en este artículo vamos a ser más concretos, y vamos a hablar de una de las propuestas que hay en el mercado, y que hace escasas fechas logró acumular titulares a su favor: la asociación de Waymo con Jaguar Land Rover para desarrollar el primer vehículo autónomo eléctrico de lujo.

En la información que ambas compañías utilizaron para comunicar el acuerdo se decía textualmente: “Jaguar Land Rover y Waymo trabajarán de forma conjunta en el diseño y desarrollo de vehículos autónomos Premium basándose en el nuevo Jaguar I-PACE. Esta colaboración estratégica a largo plazo permitirá a ambas compañías compartir la misma meta: hacer automóviles más seguros, liberar más tiempo libre al público para incrementar la conciliación entre actividad profesional y ocio y mejorar la movilidad individual”.

“Por esta razón Google está tan interesado en llevar su ecosistema al vehículo conectado y autónomo”, dicen los analistas. El promedio de viajes diarios a Estados Unidos ha aumentado de aproximadamente 25 minutos en 2009 a un promedio de 26.4 minutos en 2017. Y según la consultora BI Intelligence aumentará a alrededor 28.3 minutos para 2025. Si bien tales aumentos son mínimos por sí solos, en conjunto el impacto podría ser enorme.  

En Estados Unidos había alrededor de 139 millones de personas que viajaban diariamente en automóvil (el último año del que se dispone de datos), lo que significa que habrá 900 millones de minutos más por día de viaje al trabajo para 2025, según las estimaciones de BI Intelligence. Eso equivale a 3.700 millones de horas adicionales de tiempo de personas susceptibles para consumir contenidos y publicidad, y sólo en Estados Unidos. Unas cifras que a buen seguro conocen tanto Google como el resto de los actores de proyectos similares a Waymo.

 

Los Jaguar I-PACE dotados de la tecnología de conducción autónoma de Waymo empezarán sus pruebas a finales de este mismo año, según el anuncio de Google y Jaguar Land Rover. Y las pruebas en carretera y la recogida de datos en tiempo real permitirán a los ingenieros de ambas compañías calibrar su tecnología para ofrecer la máxima seguridad y fiabilidad. Hasta 20.000 I-PACE serán fabricados en los dos primeros años de producción y estarán a disposición del servicio de Waymo de vehículos sin conductor para realizar alrededor de un millón de trayectos diarios.

La actividad de Jaguar Land Rover en el ámbito de la conducción autónoma es importante, y esta misma semana ha explicado que liderará un proyecto llamado AutopleX para desarrollar una tecnología que permita ‘ver’ en confluencias de calles y a través de obstáculos. Combinando conectividad, automatización y navegación en tiempo real la información llegará en vivo al coche sin conductor, lo que lepermitirá comunicarse con el resto de vehículos en circulación y prever los posibles obstáculos cuando no haya una visión clara de la carretera, ayudando así de forma efectiva a cruzar calles y rotondas complicadas de forma autónoma. AutopleX desarrollará la tecnología a través de simulaciones y pruebas en carreteras abiertas tanto en autopista como en zonas urbanas de las West Midlands.

Juan Carlos F. Galindo

Juan Carlos F. Galindo

Tras dos décadas dedicado a la comunicación de Productos y Servicios, Innovación, Tecnología, I+D, Televisión y Patrocinios de una gran empresa, me embarco en este blog que dedicaré a mi pasión, la tendencia tecnológica que va a protagonizar la 4ª Revolución Industrial: la Inteligencia Artificial.

CONTINÚA LEYENDO