Pon un robot aspirador en tu vida, si es inteligente

Trabajar menos en la casa es lo que permite, entre otras cosas, el robot aspirador inteligente Roomba i7+, que además se puede controlar por voz con Amazon Alexa y Google Home, si tienes 1.000 euros para comprarlo.

He criticado en más de una ocasión en este blog los desorbitados precios de algunos smartphones, que no solo superan con creces los 1.000 euros, e incluso los 2.000 como el último Galaxy Fold de Samsung. Y todo ello cuando hay opciones en el mercado mucho más económicas, con prestaciones similares, de marcas como Xiaomi, Oppo, Huawei, One Plus y ahora también de otra china como Realme. Pero hoy no voy a hablar de smartphones, y sí de otro dispositivo que se hace cada vez más inteligente y que todos deberíamos tener en la casa para que nos haga la vida más fácil. Después de haberlo probado durante una par de meses, puedo decir incluso que por un cacharro como este, como el iRobot Roomba i7+ sí estaría dispuesto a pagar los 1.000 euros que vale.

Puedo manejarlo desde donde quiero, con el smartphone, e incluso puedo decirle por voz que aspire en los lugares que desee gracias a que es capaz de crearse un plano inteligente de tu casa, incluidos los obstáculos por donde no puede pasar. Y si no quieres que pase por un lugar determinado, puedes colocar un dispositivo láser que simula un obstáculo para que no vaya por ahí, por ejemplo.

Y limpiar, aspirar, que es su función esencial, lo hace de fábula, doy fe de ello (a lo largo del artículo os dejo algunas fotos). Y cuando termina de hacerlo se dirige de forma automática e inteligente, sin chocarse con nada, a colocarse en su base. Eso sí, coloca la base en un lugar que tenga el suficiente espacio, unos 45 centímetros, hacia los lados y en el frente, ya que sino se atasca y es incapaz de colocarse en su base. Reconozco que le he puesto alguna trampa que otra, e incluso colocado en un lugar estrecho para ver cómo actúa, pero en todas ha salido con una puntuación más que notable.

Pero vamos a contar algunas funcionalidades para mostrar sus capacidades y beneficios, como por ejemplo dejar de pasar a mano la aspiradora por toda la casa. Una vez configurada la aplicaicón en el móvil, disponible tanto para Android como para IOS, realiza un trazado de mapas inteligente con la función Imprint y es capaz de aprender los planos de una casa, de manera que puede diferenciar la cocina del salón, dando a los usuarios un control total desde el dispositivo móvil sobre qué habitaciones limpiar y cuándo. Esta función, la de crear el mapa inteligente, se completa cuando el aspirador realiza entre dos y cinco trabajos de limpieza en la misma planta. También se puede optar por un ‘recorrido de reconocimiento’, que desconecta el cabezal de limpieza y el motor del aspirador para ahorrar batería.

Una vez generado el mapa inteligente Imprint, se recibe una notificación que informa de que se puede empezar a personalizar el mapa uniendo, dividiendo o etiquetando habitaciones. Con el mapa inteligente, se puede programar Roomba i7+ para limpiar habitaciones específicas en día u horas concretos, o simplemente hacer que el robot limpie todo el suelo de la casa. Roomba i7+ vacía su depósito automáticamente y se recarga cuando lo necesita para continuar limpiando hasta que ha completado el trabajo. La bolsa incorporada tiene capacidad para hasta 30 depósitos llenos de suciedad y polvo.

También se puede controlar Roomba i7+ a través de la voz, pero para ello hay que vincular la aplicación de iRobot Home en el smartphone con los dispositivos habilitados Amazon Alexa o Google Home que el usuario tenga en casa. Yo vinculé el robot aspirador a Google Home y a Amazon Echo Show, haciendo caso a unos sencillos pasos que la propia aplicación indica en el móvil. 

Gracias a la tecnología de navegación iAdapt 3.0 con vSLAM, patentada por iRobot y con localización visual, Roomba i7+ navega por la casa de forma sencilla y eficiente, manteniendo un registro de dónde ha estado y dónde tiene que limpiar aún. Los dos cepillos de goma multisuperficie y su poder de succión 10 veces mayor que la versión anterior del robot, atrapan la suciedad incrustada, los residuos y el pelo de las mascotas de dondequiera que se esconda.

Otra tecnología patentada exclusiva de los robots aspiradores Roomba, Dirt Detect, permite reconocer áreas especialmente sucias del suelo, haciendo que el robot limpie de forma más profunda ese lugar concreto. Los eventos Dirt Detect aparecen en el informe Clean Map, en la aplicación iRobot HOME, una vez completado el trabajo.

iRobot también incluye desde hace tan solo unos días, dentro de su software, un nuevo recurso llamado “Keep Out Zones” o “Zonas de exclusión”, que permite designar áreas del hogar donde no se desea que el robot vaya, como tazones de mascotas, alguna habitación más desordenada u otras áreas en las que el aspirador inteligente puede tener dificultades para navegar, aspirar o fregar. Y funciona. Lo he comprobado con los tazones de mi chihuahua Lucas. Cada vez que el robot pasaba a la cocina a limpiar, empujaba los comederos hasta tirar lo que contenía en ellos. Ahora, con esta función, Lucas tiene los comederos siempre en su sitio aunque Roomba i7+ haya pasado por allí.

Roomba i7+ incluye, además, una estación de vaciado automático Clean Base, que también funciona como su estación de recarga, una pared virtual de modo dual, un filtro extra, una bolsa de vaciado extra, y un cepillo lateral extra. ¿Suficiente por 1.000 euros? Solo falta que friegue, aunque también hay robots que lo hacen, pero más caros claro.

Juan Carlos F. Galindo

Juan Carlos F. Galindo

Tras dos décadas dedicado a la comunicación de Productos y Servicios, Innovación, Tecnología, I+D, Televisión y Patrocinios de una gran empresa, me embarco en este blog que dedicaré a mi pasión, la tendencia tecnológica que va a protagonizar la 4ª Revolución Industrial: la Inteligencia Artificial.

Continúa leyendo