La robótica que viene aumentará la capacidad de sentir, planificar, actuar y aprender

Un informe de Accenture Lab augura un futuro, cercano, con robots que aumentan drásticamente su capacidad para sentir, planifica, actuar y aprender.

“La sofisticación con la que los robots físicamente encarnados pueden sentir, planificar, actuar y aprender continuará aumentando dramáticamente”. Así de categórica se muestra Accenture en un informe de su Lab, y en el que también se dice que a medida que los robots avancen hacia su funcionamiento en entornos semiestructurados y no estructurados, la puerta se abrirá a formas completamente nuevas de interacción con los humanos, mientras se reduce la complejidad de la implementación para las empresas. Esto significa que la robótica será ampliamente accesible y capaz de ejecutar nuevos casos de uso en toda la empresa.
 
La robótica actual sigue la tendencia de la ‘consumerización’, evidenciada tanto por la aceptación como por el aumento de las economías de escala. Esta transformación llega al punto en que las empresas pueden innovar con robots como una solución viable para una amplia gama de tareas en las que los humanos y las máquinas aumentan las fortalezas de los demás para aumentar la productividad.

“La siguiente etapa en la automatización robótica ya está aquí”, afirman en Accenture Lab. En las últimas dos décadas, los robots, máquinas programables que tienen la capacidad de detectar, planificar y actuar para realizar tareas físicas automáticamente, han recibido un impulso sustancial a través de inversiones, contribuciones de código abierto, consumerización y desarrollo de estándares, lo que resulta en una nueva gama de aplicaciones robóticas comercialmente viables.
 
Según un informe publicado por IDC, se espera que el gasto anual en robótica para hardware, servicios y software se triplique para fines de 2021 hasta llegar a 215.000 millones de dólares, impulsado por una tasa de crecimiento anual del 23 por ciento. La mayor democratización de la robótica y las tecnologías de componentes en todos los dominios impulsarán la innovación y la reducción de costos. Esto, a su vez, impulsará un ritmo más rápido de adopción robótica y ubicuidad. A medida que este ciclo continúa, Accenture Labs prevé que algunas de las aplicaciones empresariales más eficaces de la robótica operarán en entornos semiestructurados donde un robot se integra como parte de un sistema general, y la información digital ayuda al robot a funcionar de manera más inteligente.

Sistemas robóticos

Además, el rápido progreso en los componentes mecánicos, eléctricos y de software fomentará el movimiento de los sistemas robóticos en entornos que son exclusivamente humanos, donde las máquinas se mezclarán fluidamente con las personas y realizarán una creciente gama de tareas. Esto tendrá un impacto en el diseño de los procesos de trabajo y afectará la forma en que los humanos y los robots interactúan y, en última instancia, colaboran.
 
Accenture Labs cree que las implicaciones completas de estas tendencias de robótica aún están a algunos años de su realización; sin embargo, las oportunidades iniciales están aquí, y el momento de liderar el avance es ahora. El informe analiza el ecosistema robótico en rápida evolución, incluidos los avances tecnológicos, sociales y normativos. También cubre nuevas aplicaciones potenciales de robots en múltiples industrias junto con habilitadores para poderosas colaboraciones humanas y de robots. Y sugiere pasos para comenzar, incluido un modelo de capacidades de robótica a medida que las empresas inventan su futuro con un uso generalizado de la robótica.

Algunos ejemplos

Hoy en día, las compañías están comenzando a usar robots móviles para lavar ventanas de rascacielos y limpiar cascos de barcos oceánicos, por ejemplo. Están desplegando robots voladores para inspeccionar líneas eléctricas y tuberías, o para recopilar información para reclamos de seguros. Y se están utilizando robots con ruedas para mover mercancías a través de almacenes o para entregar servicios a los huéspedes del hotel. Los ingenieros usan robots combinados con análisis avanzados para automatizar los procesos de minería, y los médicos los usan para mejorar los procedimientos quirúrgicos. Y en la esfera del consumidor, los robots físicos están apareciendo en la vida cotidiana de las personas a través de aplicaciones como impresión 3D, drones y aspiradoras robóticas.
 
Aun así, la tecnología robótica física debe superar algunos obstáculos técnicos para maximizar la utilidad en la empresa. “En la próxima década”, señalan en Accenture Lab, “esperamos ver una expansión dramática de los sistemas robóticos en la empresa y un cambio importante en la forma en que las empresas implementan los robots”. Gran parte de esta innovación vendrá de escenarios que ya se están desarrollando a medida que las personas transforman cada vez más las herramientas en compañeros de equipo al automatizar una parte del trabajo, incluidos los vehículos autónomos para conducir, los robots de almacén para recoger y embalar, y los robots de atención médica para controlar a los pacientes. Con el tiempo, Accenture Lab cree que la aplicación de la robótica en estas industrias y otras impulsará transformaciones aún mayores.

Juan Carlos F. Galindo

Juan Carlos F. Galindo

Tras dos décadas dedicado a la comunicación de Productos y Servicios, Innovación, Tecnología, I+D, Televisión y Patrocinios de una gran empresa, me embarco en este blog que dedicaré a mi pasión, la tendencia tecnológica que va a protagonizar la 4ª Revolución Industrial: la Inteligencia Artificial.

Continúa leyendo