La IA de Google que asusta a más de uno, y de dos

Si el año pasado la sorpresa en I/O, la conferencia de desarrolladores de Google, fue Duplex, este año ha sido el 'aprendizaje federado'. O lo que es lo mismo, más inteligencia artificial con menos datos.

Esta semana se ha celebrado en el anfiteatro Shoreline de Montain View, California, la edición 2019 del I/O de Google, o lo que es lo mismo, el evento que la firma americana realiza con sus desarrolladores para ponerles el caramelo en la boca de sus últimas innovaciones, y las que están por venir. Y si ya el año pasado ya asustaba uno de sus avances, todavía no comercial, como Duplex -una voz inteligente que imita la de su dueño para poder hacer llamadas en nombre de éste y poder reservar desde un restaurante a una cita en la peluquería-, este año ya no hay vuelta atrás: Google ya no es un buscador, ni una compañía de publicidad, como todo el mundo dice, es una empresa de inteligencia artificial (IA), de los pies a la cabeza.

Como ella misma dice, “nuestra visión es ser más útiles para todos. No importa quién seas, dónde vivas o qué estés deseando hacer. Y cuando decimos útil, nos referimos a ofrecer las herramientas que permitan ampliar el conocimiento, la salud y el éxito de las personas”. Y para ello, como todos los años en I/O, salen a la palestra nuevos productos, todos ellos con un sabor u olor inconfundible a inteligencia artificial.

Como por ejemplo la integración de la característica Full Coverage de Google News en el buscador tradicional. A través del machine learning se podrán identificar distintas partes de la noticia, desde la secuencia de los hechos hasta las personas involucradas. U, otro ejemplo, la realidad aumentada (RA) aplicada a las búsquedas. Si el usuario está buscando nuevos zapatos en línea, con la aplicación Google Lens, podrá verlos más de cerca en diferentes ángulos e incluso ver cómo combinan con su ropa. También se podrá usar Google Lens para obtener más información sobre lo que está viendo en el mundo real. Así, si está en un restaurante puede enfocar el menú con la cámara de su móvil y Google Lens destacará los platos que son más populares, mostrará imágenes y reseñas de otras personas que hayan estado antes allí. Con GoogleGo, una nueva aplicación para usuarios con visión reducida que utilizan un smartphone por primera vez, Google Lens leerá en voz alta las palabras, ayudando a millones de adultos alrededor del mundo con dificultades para leer carteles en la calle o instrucciones en un cajero automático.

Y si el año pasado Google presento en su I/O la tecnología Duplex, ahora la multinacional quiere llevar más allá de la voz a su asistente inteligente con Duplex, para ayudar a hacer cualquier cosa en la web. “Para empezar”, dicen en Google, “nos estamos centrando en dos tareas específicas: reserva de coches de alquiler y entradas de cine. Usando “Duplex on the Web”, el asistente automáticamente introduce la información, navega por los distintos pasos de la reserva, y completa la operación en lugar de hacerlo el uuario. Y gracias a los avances en deep learning, ahora es posible ofrecer en el móvil una comprensión de voz y del lenguaje natural, haciendo que el asistente inteligente de Google trabaje más rápido”.

Pero como no sólo de software, dicen, vive Google, la integración con el hardware es también primordial en su estrategia en torno a la IA. Y es por ello por lo que en el I/O de 2019 han presentado también sus nuevos smartphone Pixel 3a y 3a XL, además de Google Nest Hub Max, un nuevo asistente inteligente con pantalla de 10 pulgadas que hará la competencia a Amazon Echo Show. No voy a desgranar las características de cada uno de estos nuevos dispositivos hasta que podamos verlos y probarlos en directo, pero la filosofía de Google parece ser hacer más accesible, en precio, estos equipos a todo tipo de clientes. 

Por otro lado, ha dicho Google en su convención de desarrolladores, que está llevando a cabo una serie de mejoras en la privacidad para que la gente sepa elegir claramente acerca de sus datos. Y también, dice, está haciendo grandes avances en cuanto a seguridad con Android Q, el nuevo sistema operativo para smartphones.

Y no contento con todos estos desarrollos, Google se sacó de la chistera en el transcurso de I/O una nueva técnica de inteligencia artificial que denomina ‘aprendizaje federado’, que permite entrenar modelos de IA con menos datos y hacer que los productos sean más inteligentes sin que los datos abandonen el dispositivo. Por ejemplo, con ‘federated learning’, Gboard puede aprender nuevas palabras como “zoodles” o "Targaryen" después de que miles de personas hayan comenzado a usarla, sin que conozcamos realmente su significado. “En el futuro los avances en IA proporcionarán nuevas formas de hacer que nuestros productos necesiten menos datos para ayudar”.

Juan Carlos F. Galindo

Juan Carlos F. Galindo

Tras dos décadas dedicado a la comunicación de Productos y Servicios, Innovación, Tecnología, I+D, Televisión y Patrocinios de una gran empresa, me embarco en este blog que dedicaré a mi pasión, la tendencia tecnológica que va a protagonizar la 4ª Revolución Industrial: la Inteligencia Artificial.

Continúa leyendo