El futuro de la robótica pasa por Madrid

Causal Robots descubre cómo los robots sociales disponen ya de un sinfín de funcionalidades y están a las puertas de entrar en nuestras casas, si no lo han hecho ya.

En la madrileña plaza de Carlos Trías Beltrán, en la planta primera del número 7, y compartiendo espacio con el ecosistema emprendedor de The Valley, se encuentra la que, probablemente, es la colección de robótica más grande de Europa. Robótica de consumo que ha sido capaz de aglutinar a lo largo de los últimos años Pablo Medrano, CEO de Casual Robots, para ponerlos a disposición de las empresas, los centros educativos y la venta directa.

Sorprende, nada más llegar al espacio, ver a robots como Aibo, desarrollado por Sony en los años 90, o Jibo, la creación de un grupo de científicos del MIT y que podría empezar a comercializarse en breve en España para la delicia de los más pequeños, o los mayores, gracias a sus dotes de empatía y características para ayudar en las tareas educativas.

 

 

Pablo Medrano relata como reciben los robots con dos años de antelación a que lleguen al mercado. La mayoría llegan de Estados Unidos y Japón. “Aunque hoy un robot no deja de ser un ordenador con patas”dice Medrano, “nos van a permitir dar un salto evolutivo, ya que son un compendio de muchas tecnologías”. Ya son capaces de incorporar la empatía y la personalización. Y cada vez son más baratos. Cualquier robot puede hacer hoy todo lo que hace tu móvil, y además incorpora el sistema multimedia que puedas tener en tu casa, o la Seguridad, o todas las funciones de domótica.

 

Hasta ahora la robótica no industrial ha sido un auténtico fracasosin embargo se dan las condiciones para que esto cambie”, relata el CEO de Casual Robots. No obstante, es muy osado decir que los robots van a evolucionar de forma similar a la especie humana. Lógicamente las velocidades exponenciales y el estar conectados a la nube han conseguido cosas inimaginables en muy poco tiempo. “Se habla de 2045, y probablemente lleguemos antes, como el punto donde la capacidad de computación será más elevada que el propio intelecto humano”. 

El exponente máximo en robótica de consumo, en los últimos años, data de 2014 con la aparición del robot humanoide Pepper. Por alrededor de 2000 dólares, lo mismo que cuesta una Smart TV, las familias en Japón podían tener una maquina con aspecto humano, pero un poco tonto ya que no es capaz de hacer muchas cosas. Señala Pablo Medrano que “en robótica de consumo, durante años y años, hemos estado con el software muy por encima del hardwareAhora, no obstante, tenemos todo el hardware listo, con suficiente potencia, con la nube, y el software va muy por detrás”.

 

La inteligencia artificial (IA) y otras tecnologías que se han sumado a la robótica en los últimos años, posibilita la aparición de la robótica social. Y pueden trabajar con cualquiera de los asistentes de voz digitales inteligentes que hay en la actualidad en el mercado, como Google Assistant, Alexa de Amazon o Siri de Apple. “La robótica social supone un nuevo modelo de negocio brutal. Este tipo de robots los veremos incluso gratis en el mercado, por el gran interés en los servicios que van a llevar por detrás”.

Google es quien está apostando de forma más clara por la robótica de consumo, con su sistema Android. Casi todos los robots que salen al mercado llevan el sistema operativo de Google. También el nuevo Pepper, que saldrá este verano, será Android. “Jibo, que tiene ya cuatro años de desarrollo y una inversión de 52 millones de dólares, es uno de los robots mejor desarrollados que existen. Se han preocupado más del software y del interface de usuario, que por el efecto wow del factor de forma”. En Jibo está implementado Alexa en inglés. Tiene limitaciones de movimiento, pero por precio y capacidad de evolución es una buena propuesta. Entretenimiento, seguridad y acompañamiento son las claves de Jibo. Tiene cámaras 3D e interfaz de voz. Y necesita aprendizaje cero”.

Mike, Zenbo, Sanbot, Amy, Promobot, son otros de los robots que Casual Robots tiene en su escaparate y que están destinados en su mayoría al ámbito social y educativo para el hogar. Todos ellos integran las capacidades de comunicación, multimedia, seguridad en el hogar, sensores LIDAR avanzados, emisores láser, proyector, cámaras de infrarrojo, control por voz, pantallas multitáctil, … Y aunque queda mucho camino por recorrer para que sean útiles de verdad, ya están aquí para ayudarnos, y par quedarse.

Juan Carlos F. Galindo

Juan Carlos F. Galindo

Tras dos décadas dedicado a la comunicación de Productos y Servicios, Innovación, Tecnología, I+D, Televisión y Patrocinios de una gran empresa, me embarco en este blog que dedicaré a mi pasión, la tendencia tecnológica que va a protagonizar la 4ª Revolución Industrial: la Inteligencia Artificial.

Continúa leyendo