Cuidado, si pescas más de la cuenta, la IA te puede ‘pescar’

Un proyecto de una empresa española especializada en telecomunicaciones por satélite utiliza la inteligencia artificial para observar de forma más efectiva, y de manera electrónica, si los buques capturan la pesca que les corresponde.


Ya lo dijimos hace unas semanas. Ni era la primera, ni iba a ser la última vez que en este Blog hablemos de inteligencia artificial (IA) y naturaleza. Si en el último artículo escribía de Wild Me, organización sin ánimo de lucro que ha sido capaz de desarrollar una plataforma de gestión de datos y un marco para la investigación y conservación de la fauna utilizando IA, en este artículo voy a explicar cómo gracias a la inteligencia artificial se puede observar y controlar de manera electrónica la actividad pesquera.

Y no, en este caso no ha sido ni Microsoft, ni Google, ni Facebook o Amazon, ni ninguna de las grandes multinacionales chinas como Baidu, Alibaba o Tencent quienes han desarrollado esta solución. Quien lo ha liderado ha sido una empresa española, Satlink, especializada en telecomunicaciones por satélite, que ha desarrollado junto a Digital Observer Services (DOS) las primeras pruebas para aplicar inteligencia artificial en la monitorización electrónica de la actividad pesquera.

El avance se basa en un algoritmo de machine learning que DOS integra en el sistema Satlink View Manager que utiliza el equipo de biólogos e investigadores. Este equipo, localizado en Erandio (Vizcaya) y formado por 14 profesionales, es responsable de analizar la información y las imágenes de actividad a bordo de los buques pesqueros y generar análisis e informes para las empresas, gobiernos e instituciones.

El algoritmo, desarrollado por el departamento de I+D de Satlink, permite a partir de diferentes parámetros basados en GPS como el tiempo, coordenadas, velocidad y rumbo, la detección automática de los diferentes eventos que comprenden un lance de pesca, y también puede detectar e identificar las capturas de peces, haciendo uso de tecnología de reconocimiento de imágenes. Todo esto se traduce en una reducción notable del tiempo de análisis y los costes asociados a la observación de la actividad de los buques pesqueros.

Con la aplicación de este algoritmo de detección automática se ha reducido de cinco horas a una el tiempo necesario para identificar 30 lances, una reducción muy significativa en comparación con el análisis por un observador humano. En cuanto al reconocimiento automático de las capturas, el sistema registra un índice de detección del 75% con una ratio de certeza superior al 95% y una ratio de falsos positivos por imagen inferior al 3%.

Según las previsiones de Satlink, esta tecnología podría ser usada en más de 53.000 buques de más de 12 metros de eslora de todo el mundo, de aquí a 2028, frente a los 1.000 que ahora mismo embarcan este tipo de sistema. Y de esos más de 50.000 buques, el 38% correspondería a flotas asiáticas, un 19% a las de la Unión Europea, en torno a un 10% a los Estados Unidos, igual porcentaje que Latinoamérica, un 5% a Oceanía (Nueva Zelanda) y un 18% a otras organizaciones.

Asia es sin duda, dicen en Satlink, el mercado que experimentará un crecimiento más acentuado debido a la necesidad de estas flotas de adecuar su actividad a la normativa internacional de manera progresiva, frente a escenarios como el europeo, en los que las flotas, incluida la española, son transparentes en su actividad y sólo habrán de actualizar sus sistemas. “La observación electrónica permite reemplazar la labor de vigilancia del cumplimiento de la normativa pesquera por parte de observadores a bordo, con total fiabilidad y objetividad mediante equipos de grabación de imágenes que posteriormente permiten el análisis con observadores en tierra”.

Así que ya lo saben, los buques pesqueros y los pescadores. Si a alguno se le ocurre pescar de más, por ejemplo, la inteligencia artificial será capaz de adivinar gracias a los satélites y a la observación electrónica, que lo ha hecho. Y le pueden pescar.

Juan Carlos F. Galindo

Juan Carlos F. Galindo

Tras dos décadas dedicado a la comunicación de Productos y Servicios, Innovación, Tecnología, I+D, Televisión y Patrocinios de una gran empresa, me embarco en este blog que dedicaré a mi pasión, la tendencia tecnológica que va a protagonizar la 4ª Revolución Industrial: la Inteligencia Artificial.

Continúa leyendo