Cómo cambiará la inteligencia artificial la forma de viajar

El turismo es la primera industria en España. Eso no lo duda nadie. Como tampoco que también se verá impactada por una transformación profunda debido a la inteligencia artificial. Así lo atestigua un estudio realizado por el buscador de viajes Skyscanner.

Aerolíneas, hoteles, agencias de viaje, y todos aquellos agentes que trabajan en la primera industria de este país, el turismo, también quieren sacar la máxima rentabilidad posible de las virtudes de la inteligencia artificial (IA). ¿Qué cambios se esperan durante los próximos años en su aplicación al turismo? ¿Serán todos beneficiosos? El buscador de viajes Skyscanner ha realizado un estudio para poder poner un poco de claridad en este gran viaje de transformación de la industria turística con un acompañante que lo será, parece, durante un largo tiempo, la IA.

En el sector turístico la inteligencia artificial ya se utiliza de manera habitual, y no solo el omnipresente Google Maps, que ha pasado de ser un simple navegador que te ayudaba a llegar a tu destino, a convertirse en una auténtica guía de viaje en la que poder consultar restaurantes, experiencias de otros viajeros, imágenes de los distintos lugares, ...Otro ejemplo son los programas utilizados por las aerolíneas para analizar las cantidades ingentes de datos que se derivan de la demanda de los clientes y poder calcular, de forma óptima, los precios a los que deben ofertar cada asiento de sus vuelos.

Los chatbots, que también se han extendido a muchas páginas de hoteles, aerolíneas, agencias de viaje o restaurantes, interactúan con los clientes para ayudarles a resolver dudas, realizar reservas y, cómo no, obtener información que resultará muy valiosa para poder dibujar unos perfiles de gustos que serán la base de las futuras acciones comerciales a emprender por muchas de las compañías del sector turístico.

 

Hoteles al gusto del consumidor

La inteligencia artificial, además, está contribuyendo a cambiar la propuesta que muchos de los actores de este sector ofrecen a sus clientes. Es el caso de los hoteles, que cada vez más ofrecen habitaciones personalizadas ajustadas al gusto de los clientes. Ya hay hoteles en los que el check-inlo realizan robots, como el hotel Henn Na Maihama de la bahía de Tokio, pero seguro que ya los hay que permiten hacerlo con reconocimiento facial.

El ordenador será capaz de reconocer al cliente y sabrá cuáles son los requisitos y preferencias que manifestó en el momento de hacer su reserva. Así, la habitación tendrá la iluminación y temperatura adecuadas, una botella de la bebida favorita del huésped le esperará en la nevera, y las obras digitalizadas de su pintor favorito colgarán de marcos en las paredes, para ser contempladas mientras suena su música preferida en el hilo musical. La habitación perfecta.

Además, en la habitación se podrían instalar colchones con sensores que recopilarán información sobre el sueño del huésped, pudiendo proponerle así distintas actividades cada día, dependiendo de cómo haya sido su descanso.

Dice Skysvanner en su estudio que, gracias a los desarrollos con inteligencia artificial en el sector, no existirán oficiales de inmigración en los aeropuertos. En el aeropuerto de Abu Dhabi, por ejemplo, esperan tener en funcionamiento para el año 2021 unos escáneres en forma de túneles en los que entrará el pasajero para que se analicen sus características físicas, el iris y la huella dactilar. Toda esa información se almacenará en una base de datos para un estricto control migratorio, que será llevado a cabo exclusivamente por máquinas.

También se espera, dice el buscador de viajes, que dentro de 30 años la conducción robotizada se haya extendido a una buena parte del sector turístico, ya sea a las agencias de alquiler de coches, empresas de autobuses y ferris, e incluso a las aerolíneas. Pero, se pregunta Skyscanner: ¿te montarías en un avión si supieras que está siendo pilotado por un robot

El cansancio, el estado de ánimo o la falta de atención suelen llevar al error humano en la realización de tareas. Esto puede llevar al error en la reserva de una habitación de hotel o un billete de avión, o dar un trato pésimo a un cliente que reclama un mal servicio”, dicen desde la empresa que ha realizado el estudio.“Pero esto dejará de ocurrir con la inteligencia artificial, pues las máquinas no sienten cansancio ni se ven influidas por los sentimientos. Se eliminará el error de la cadena de servicios turísticos”.

 

El impacto en el empleo

También se comenta desde Skyscanner que es un hecho que la llegada de la IA al sector turístico ya está destruyendo empleos clásicos destinados a humanos. Así comienza a ocurrir con los recepcionistas de algunos hoteles o los agentes del servicio al cliente de aerolíneas o agencias de viaje. Sin embargo, todos los expertos señalan que se crearán nuevos puestos de trabajo, todos relacionados con la parte tecnológica de la industria turística.

Es cierto que la inteligencia artificial reducirá los errores en muchas de las tareas implícitas en el sector turístico. Sin embargo, esas máquinas son programadas por humanos, y habrá que confiar en que lo hacen sin error. Habrá que comprobar si, con las máquinas y la IA, el trato personal, de un humano, se echa de menos, aunque sea para quejarnos, cuando estamos en nuestro hotel de vacaciones predilecto en la playa, en la montaña, o en la ciudad.

Juan Carlos F. Galindo

Juan Carlos F. Galindo

Tras dos décadas dedicado a la comunicación de Productos y Servicios, Innovación, Tecnología, I+D, Televisión y Patrocinios de una gran empresa, me embarco en este blog que dedicaré a mi pasión, la tendencia tecnológica que va a protagonizar la 4ª Revolución Industrial: la Inteligencia Artificial.

CONTINÚA LEYENDO