CarMedia, la quinta pantalla para el coche autónomo que viene de Nokia

Dos ex directivos de Nokia trabajan desde su salida de Microsoft para llevar una propuesta de entretenimiento, contenidos y eCommerce al futuro coche conectado y autónomo.

Javier y Brice

Conozco a Javier García y a Brice Crabbe desde hace más de 20 años. El primero era el responsable de producto de Nokia, cuando la finlandesa dominaba el mercado de móviles en el mundo, y en España, con cuotas que sobrepasaban de largo el 40 por ciento. Brice era quien gestionaba las ventas de una marca que antes del 2007 moría de éxito en cualquier país con sus terminales y su sistema operativo Symbian.

Desde aquellos años, tanto Javier como Brice debían también buscar y otear el mercado para encontrar nuevos negocios en los que ayudar a expandirse Nokia. Y ambos ya reconocieron cómo por el año 2009 el sector de automoción estaba de capa caída, y pasó algo muy parecido a lo que ocurrió en el sector de las telecomunicaciones un par de años antes. En Telecos hubo una disrupción software y hardware que dio la vuelta al sector. La de hardware fue la llegada del iPhone en 2007, que rompió por completo a Nokia. Y luego hubo una disrupción software en 2008, que fue la llegada de Android. Un sistema operativo abierto, basado en Linux, utilizable por cualquier fabricante, y que dinamitó la predominancia de Symbian para dar la puntilla a Nokia.

eCommerce en coche autonomo

“El sector del automóvil estaba también moribundo en 2009, pero se producen dos disrupciones relevantes. Una en el área de hardware, que es la llegada de Tesla, un fabricante que parte de cero a comienzos del siglo XXI. Y que además construye un coche eléctrico, deportivo y con un diseño muy bonito. Y además de todo ello, cien por cien conectado. Era casi un smartphone con ruedas. Y en el 2009-2010 también se produce una disrupción software que fue la llegada de Uber, que cambia por completo la forma en la que se mueve la gente en las ciudades. Y provoca una disrupción en un sector muy tradicional como el taxi. Uber nace con un modelo de negocio de calidad para ofrecer al cliente un servicio de movilidad utilizando el smartphone con geolocalización como pieza clave del mismo”, señala Javier García.

Y es entonces cuando los dos ex directivos de Nokia se preguntan por qué una empresa como Google está invirtiendo miles de millones de dólares en el coche autónomo, en inteligencia artificial y en machine learning. Y en comprar Waze, una de las startups que despuntaban en el sector de navegación para smartphone. Significaba también una disrupción más, sumada a las anteriores, en el sector del automóvil.

Easy Ride

Estos acontecimientos, y la debacle de Nokia, son el germen de CarMedia, la apuesta de Javier García y Brice Crabbe para convertir el coche conectado y autónomo en la quinta pantalla. En ella confiesan que han invertido todos sus ahorros tras salir en 2016 de Microsoft, que compró lo que quedaba de Nokia en septiembre de 2013 por más de 5.400 millones de euros. “Todavía recordamos cuando en el año 2002-2003 Nokia lanza el concepto de la cuarta pantalla. Decíamos entonces como el móvil con teclas iba a ser en unos años todo pantalla, y se convertiría en la cuarta pantalla (tras PC, TV y cine) para ver contenidos de vídeo e imágenes”

Tras ocho meses en el fango absoluto en 2016, como Javier y Brice relatan, desarrollan la plataforma CarMedia y en noviembre de ese mismo año cuentan con el primer prototipo de producto o Minnimum Viable Product (MVP). Y llegan a un acuerdo con Cabify en Madrid para hacer un pequeño piloto con cinco coches, en los que montan la quinta pantalla. “Pensamos”, dice Brice, “que en un VTC el usuario es pasajero, y que será lo más parecido a lo que en unos años será el coche autónomo y conectado. No sabíamos si el usuario iba a usar esta quinta pantalla, básicamente porque también tiene en el bolsillo un smartphone en el que puede consumir contenidos. Y por ello cuidamos al máximo la experiencia de usuario, para que sea realmente y específicamente pensado para este entorno”, comenta Brice.

CarMedia

En el Mobile World Congress de 2017, tras una alianza con Cabify para instalar su quinta pantalla a toda su flota de coches en Barcelona, CarMedia se presenta en sociedad. Qué mejor que el escaparate tecnológico de mayor calado a nivel internacional. Pero todavía les queda mucho camino por recorrer. Siguen desarrollando, con su dinero, su propia plataforma de entretenimiento, en la que el ecommerce reconocen jugará un papel fundamental, siempre y cuando no sea intrusivo para el usuario. No hay otra razón que ésta para que Google se haya metido en este negocio. “Si el 90 por ciento de sus ingresos en el PC y en el smartphone son publicidad, en el coche conectado y autónomo, en la quinta pantalla, también esperan obtener lo mismo. Estamos convencidos que Google quiere liderar este mercado también, y el servicio lo regalarán”.

Javier y Brice reconocen el momento actual como crucial, tanto para el sector de automoción como para el tecnológico. Los primeros no quieren que les pase lo que a Nokia, y por eso la mayoría de ellos han dado entrada en sus habitáculos a las tecnológicas como Apple, Google o Amazon, sin saber muy bien qué pasará en el futuro. Se podría incluso pensar que han metido al enemigo en casa, ya que su sector cambiará en los próximos diez años más de lo que ha evolucionado en los últimos cien. Y CarMedia quiere estar en el mismo territorio, para llevar el entretenimiento y el ecommerce al automóvil conectado y sin conductor. “Buscamos un socio industrial, en España, Francia; Alemania, …, para incorporar más algoritmos e inteligencia artificial a nuestro proyecto, y que podamos ajustar los contenidos a las demandas que van a tener los clientes dentro del vehículo”, cuenta Javier García.

¿Y Por qué no una alianza con una operadora de telecomunicaciones para ofrecer al colectivo del taxi una oferta completa en la que además de su línea móvil haya también un paquete de contenidos adaptados a sus usuarios y que los taxistas puedan competir, por ejemplo, con los VTC? De momento CarMedia ya ha adaptado su plataforma al proyecto de ciudades conectadas 5G de Telefónica en Talavera y Segovia, en los que coches autónomos circularán en los próximos tres años con contenidos de Movistar+ adaptados a las circunstancias y tiempos de los trayectos, que en Europa oscilan de media entre 15 y 20 minutos. Pero esto el sólo el principio, y Javier y Brice, con su proyecto, quieren también recorrer su camino. Y llevan la lección aprendida en Nokia, para competir en el futuro conectado y autónomo de la conducción.

CONTINÚA LEYENDO