Así son los vehículos sin conductor y robots de reparto autónomos que desarrolla Continental

No sé si tardaremos mucho, o poco, en verlos por las calles. Muchas cosas, leyes, tecnologías, e incluso mentes, tienen que cambiar para que sean una realidad. Pero ya no son ciencia ficción, ni tampoco ideas locas de laboratorio, los vehículos sin conductor y robots de reparto autónomo.

Reconozco que era de los que creía, hasta hace unos meses, que Continental era un fabricante de neumáticos para automóviles, ni más, ni menos. Entono el mea culpa, y traigo aquí, antes de hablar de coches sin conductor y robots de reparto autónomos, la definición que hace de si misma la empresa: Continental es una compañía líder en el desarrollo de tecnologías y servicios pioneros en movilidad sostenible y conectada. Fundada en 1871, la compañía tecnológica ofrece soluciones seguras, eficientes, inteligentes y asequibles para vehículos, máquinas, tráfico y transporte. Bueno, la verdad es que las propias compañías de automoción tradicionales ya no se tildan a sí mismas como tal, y todas ellas hablan ahora del nuevo concepto de moda, la ‘movilidad’. 

Fue hace tan sólo unos meses, durante el CES celebrado en Las Vegas en enero pasado, cuando Continental presentó su propuesta de vehículo sin conductor y robots capaces de entregar paquetes directamente a los consumidores, incluso cuando no puedan recibirlos físicamente.  Continental Urban Mobility Experience (CUbE) es su plataforma autónoma de desarrollo eléctrico, considerada como una solución para la movilidad urbana de “primer o último tramo”. Este tipo de vehículo, también denominado «robotaxi» o taxi autónomo, se utilizará según los expertos en la entrega de mercancías para aprovechar mejor la capacidad de transporte disponible y reducir así los tiempos de inactividad.

Los vehículos sin conductor representarán un elemento muy importante en las ciudades inteligentes del futuro. Así, muchos los consideran un elemento clave de los futuros conceptos de movilidad con los que resolver los retos de la urbanización, pues un vehículo sin conductor puede estar en uso casi 24 horas al día, 7 días a la semana. Los urbanistas más innovadores ven en este tipo de vehículos un valor añadido al transporte público masivo, pues eliminan la necesidad de un coche privado para llegar al punto de acceso más cercano a otros medios de transporte.

Habrá picos en la demanda de vehículos sin conductor a lo largo del día, y es fuera de esas horas punta cuando entran en juego las entregas robóticas. Y dado que a menudo las entregas se producen durante el día, cuando normalmente estamos trabajando, estudiando o realizando cualquier otra actividad, las horas de poco uso del "robotaxi" podrían perfectamente aprovecharse para el reparto cuando se combinan con robots de entrega.

Las estimaciones del mercado apuntan que la demanda de transporte de mercancías superará incluso la del transporte de personas en zonas con alta densidad de población. “Con la ayuda del reparto robótico, nuestra visión para una movilidad integral puede incluso extenderse hasta la puerta de la casa del receptor”, explica Ralph Lauxmann, Jefe de Sistemas y Tecnología y de la división de Chasis y Seguridad de Continental. “El reparto robótico en cascada se sirve de un vehículo sin conductor para transportar robots, creando un equipo eficiente de transporte. En los dos casos son vehículos eléctricos y autónomos y, en principio, pueden depender de la misma cartera de tecnología escalable”.

El reparto de paquetería a zonas residenciales es un mercado creciente y dinámico, que viene impulsado por el aumento año tras año de las ventas del comercio electrónico. Este crecimiento hace que el coste de entrega por hora esté ganando terreno, posicionando los servicios de último tramo y entrega como valor diferenciador, pues se espera que el reparto automatizado proporcione una respuesta hasta en el 80 % del total de entregas entre empresas y consumidores, según diversas fuentes de investigación.  

Para Continental, el reparto automatizado de mercancías como parte integral de la futura movilidad urbana complementa al convencional. Así, el CUbE puede transportar uno o varios robots de entrega y desplegarlos para gestionar los últimos eslabones de la cadena logística de reparto de mercancías y paquetes. ¿Los veremos pronto?

 

Juan Carlos F. Galindo

Juan Carlos F. Galindo

Tras dos décadas dedicado a la comunicación de Productos y Servicios, Innovación, Tecnología, I+D, Televisión y Patrocinios de una gran empresa, me embarco en este blog que dedicaré a mi pasión, la tendencia tecnológica que va a protagonizar la 4ª Revolución Industrial: la Inteligencia Artificial.

Continúa leyendo