Así ayuda la inteligencia artificial a salvar los arrecifes de coral

Accenture, Intel y la Sulubaaï Environmental Foundation han anunciado CORaiL, una solución basada en la inteligencia artificial para monitorizar, clasificar y analizar la resistencia de los arrecifes de coral.

CORaiL se desplegó en mayo de 2019 en el arrecife que rodea la isla de Pangatalan, en Filipinas, y ha recopilado más de 40.000 imágenes que los investigadores han utilizado para analizar el estado de salud del arrecife en tiempo real. ¿El objetivo? Ayudar a los investigadores a supervisar y restablecer el arrecife de coral.

Los arrecifes de coral son de los ecosistemas más diversos del mundo, con más de 800 especies de corales que proporcionan un hábitat y refugio a aproximadamente el 25 % de la vida marina mundial. También son extremadamente beneficiosos para el ser humano, ya que protegen las costas de las tormentas tropicales, proporcionan alimento e ingresos a mil millones de personas, y generan 9.600 millones de dólares en turismo y actividades recreativas al año.

En peligro

No obstante, según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, los arrecifes de coral están en peligro y se están degradando rápidamente debido a la sobrepesca, la pesca de arrastre, la subida de las temperaturas del agua y una urbanización insostenible de los litorales.

La abundancia y diversidad de peces son un importante indicador de la salud general del arrecife. Los esfuerzos tradicionales de vigilancia de los arrecifes de coral implican que buzos humanos recopilen directamente los datos bajo el agua o realicen manualmente vídeos y fotografías del arrecife para su posterior análisis. Esos métodos son ampliamente fiables y su uso está generalizado, pero tienen sus desventajas. Los buzos pueden interferir en el comportamiento de la vida salvaje y alterar involuntariamente los resultados de los estudios, y el tiempo de maniobra bajo el agua es limitado; a menudo solo pueden tomar fotos y videos durante unos 30 minutos.

Ingenieros de Accenture, Sulubaaï e Intel combinaron sus conocimientos y experiencias para el proyecto CORaiL con el objetivo de ayudar a los investigadores a restaurar y complementar el arrecife actualmente degradado en Filipinas. En primer lugar, construyeron una prótesis para el Arrecife de Joló, una plataforma submarina de hormigón diseñada por Sulubaaï que brinda un sólido apoyo a los fragmentos de coral inestables. La prótesis para el Arrecife de Joló incorpora en su interior fragmentos de coral vivo que crecerán y se expandirán, creando así un hábitat híbrido para los peces y la vida marina.

A continuación, colocaron estratégicamente cámaras de vídeo submarinas inteligentes, equipadas con la plataforma de servicios de análisis por vídeo Inteligencia Aplicada de Accenture (VASP) para detectar y fotografiar a los peces a su paso. Esta plataforma recurre a la inteligencia artificial para contar y clasificar la vida marina, y posteriormente envía los datos a un panel de control en superficie, donde ofrece análisis y tendencias a los investigadores en tiempo real, lo que les permite tomar decisiones basadas en datos para proteger el arrecife.

Proyecto CORaiL

"El valor de los datos depende de la rapidez con la que se puede obtener información para tomar decisiones a partir de ella —explica Athina Kanioura, directora de análisis de Accenture y responsable de Inteligencia Aplicada de la compañía—. Gracias a la capacidad para realizar análisis en tiempo real a través de vídeo en streaming, VASP nos permite aprovechar una abundante fuente de datos; de hecho, realiza una monitorización práctica que no interfiere con el entorno submarino".

Los ingenieros están trabajando ahora en el prototipo de última generación de CORaiL, que incluirá una red neuronal optimizada y una fuente de energía de reserva. También están planteándose la posibilidad de utilizar cámaras de infrarrojos que permitan realizar vídeos nocturnos, para recrear una imagen completa del ecosistema del coral. Otros usos podrían ser el estudio de la tasa de migración de los peces tropicales a aguas más frías y la vigilancia de la intrusión en zonas submarinas protegidas o restringidas.

Juan Carlos F. Galindo

Juan Carlos F. Galindo

Tras dos décadas dedicado a la comunicación de Productos y Servicios, Innovación, Tecnología, I+D, Televisión y Patrocinios de una gran empresa, me embarco en este blog que dedicaré a mi pasión, la tendencia tecnológica que va a protagonizar la 4ª Revolución Industrial: la Inteligencia Artificial.