Un robot con manos sensibles

robot-pi4El Instituto Fraunhofer para Sistemas de Producción y Tecnología de Diseño (IPK) de Berlín (Alemania) ha creado un robot con una sensibilidad en la yema dactilar que le permite incluso sujetar un huevo sin romperlo.

El autómata, bautizado como "pi4-workerbot", cuenta con unas proporciones similares a las humanas y tiene dos brazos articulados que funcionan independientemente y que "le permiten pasarse piezas de una mano a otra". Además de una articulación rotatoria en el hombro, Workerbot dispone de un mecanismo de giro equivalente a la muñeca humana. Por si fuera poco, cuenta con tres cámaras: una sofisticada cámara tridimensional (3D) situada en su frente, para percibir el entorno, y dos destinadas a labores de inspección. "Al disponer de dos cámaras distintas, puede examinar un aspecto con el ojo izquierdo y otro con el derecho", explica Matthias Krinke, Director Gerente de pi4-Robotics, la empresa responsable de la comercialización del robot.

No obstante, lo más interesante de pi4-workerbot es que los investigadores también lo han dotado de sensibilidad en la yema dactilar, suficiente para sujetar un huevo sin romperlo. A esto hay que añadir que, para facilitar el trabajo con la nueva máquina, ésta dispone de varias expresiones faciales, de tal modo que "si el trabajo va bien sonríe plácidamente, mientras que cuando parece aburrido, está esperando más trabajo, lo que indica al responsable de producción que es posible acelerar el proceso".

Este innovador robot es el fruto del proyecto PISA, financiado por el del Sexto Programa Marco de la UE (6PM), y sus creadores confían en que su invención contribuya al mantenimiento de la competitividad industrial europea respecto al resto del mundo.

 

Maraton de robots

 

Etiquetas: robotsrobóticatecnología

Continúa leyendo

COMENTARIOS