Todo lo que supuso Windows 95: 26 años más tarde sigue en tu memoria

Fue el sistema operativo que revolucionó la manera en la que los usuarios se enfrentaban a la informática.

26 años han pasado desde que Windows 95 saliera al mercado. El sistema operativo que suponía la ruptura con el pasado vendría a aportar nuevas funciones a una informática doméstica que casi estaba en pañales. Antes de Windows 95 no es que no hubiera nada, pero todo costaba mucho más trabajo y no era tan amigable. Lo que la informática era, algo digno de estudio en centros educativos o en el mundo empresarial, pasa a ser universal, de fácil acceso y al alcance de todo el mundo. Windows 95 vino a democratizar la informática. Y tras estos 26 años, Windows 11 se perfila como la nueva evolución que moverá tu ordenador. El día 5 de octubre podrás actualizar tu equipo con él.

La llegada de Windows 95

La noche anterior a su puesta a la venta se generó una expectación fuera de lo común en muchísimas ciudades de los Estados Unidos, así como en otras capitales europeas. Se intuya lo que estaba apunto de pasar, que por fin los usuarios pudieran tener acceso a una gran cantidad de funciones sin necesidad de conocer lenguajes de programación. El éxito que ya había tenido Microsoft con Windows 3.1 y con la versión para grupos, la 3.11,  hacía muy previsible que se repitiera la jugada. Así fue, aunque con un efecto bastante mayor. Los ordenadores comenzaron a entrar en los hogares de forma masiva. ¿Fue el comienzo de la revolución digital en la que todavía seguimos? Probablemente sí.

Un anuncio de TV con la sintonía de Start me up, de The Rolling Stones, servía como escaparate para mostrar qué era la nueva invención del sistema operativo de Microsoft. Su sistema de ventanas y que abandonaba la arquitectura de 16 bits y no volver a ella, la de 32 bits servía de punto de partida para hacer posible el Plug and Play. Sí, Windows 95 permitió conectar miles de periféricos y así facilitar que los usuarios pudieran usarlos con comodidad y sin complejas instalaciones. Con Windows 95 se sentaron las bases a un estándar de sobra conocido, la conexión USB.

 

Microsoft comenzó a dominar por aquel entonces el mundo de la informática, y otros sistemsa operativos eran prácticamente residuales. Si bien Linux surgió en 1994 y MacOS ya era una realidad, Bill Gates supo dar al público lo que necesitaba. Por ejemplo, una interfaz muy amigable o pasatiempos para descansar entre una tarea y otra. ¿Quién no ha echado una partida al Buscaminas? La famosa Papelera de Reciclaje se hizo presente y evitaba a los usuarios tener el miedo continuo de haber perdido para siempre un archivo, siempre se podía sacar de ahí. Se sentaban las bases también para lo que vendría muy poco tiempo después, la posibilidad de conectarse a Internet y de tener acceso remoto a otros ordenadores. ¿Te suena una película muy anterior como Juegos de guerra?

Pero además, Windows 95 ponía en bandeja una serie de programas que todavía siguen funcionando y que permitieron trabajar de otra manera. Microsoft lanzará la suite Office, imprescindible en el desarrollo de cualquier tarea en el ámbito académico y empresarial. Todavía sigue siendo la suite ofimática más vendida y copiada del mundo. La jugada para Microsoft fue redonda.

Windows 95 y su sistema de ventanas proporcionaba una interfaz muy amena para el usuario, que se quitaba de un plumazo todas las complicaciones del antiguo MS-DOS. Si quisiéramos resumir por qué Windows 95 tuvo tantísimo éxito, además de por su carácter predominante, no fue otro que el de conseguir hacer fácil lo complejo. Además, se trataba de una creación con entidad propia. Luego vendrían Windows 98, Windows ME o Windows 8, con la misma esencia de la que partía Windows 95. No cabe duda de que gracias a Windows, millones de personas tuvieron la posibilidad de comenzar a funcionar de otra manera.

Nacho Grosso

Nacho Grosso

Curioso empedernido y procrastinador impenitente.

Continúa leyendo