Todo lo que necesitas saber sobre el llavero de iCloud

Mientras que iCloud se convierte en una opción sencilla tremendamente útil para quienes utilizan dispositivos de Apple a la hora de almacenar información, archivos y fotos de forma automática, el uso del Llavero de iCloud nos ofrece la posibilidad de conservar y proteger datos relacionados con los inicios de sesión, contraseñas y tarjetas de crédito.

Llavero de iCloud
Foto: Istock

El llavero de iCloud consiste básicamente en el sistema de gestión de contraseñas de Apple, con el que podemos almacenar, de forma segura, no solo nuestros nombres de usuario (ID de Apple y cualquier otro nombre de usuario que usemos a la hora de iniciar sesión en determinados sitios web y redes sociales), sino contraseñas y números de tarjetas de crédito, entre otros.

Toda esta información personal puede ser almacenada de forma segura en nuestro llavero del Mac, iPad o iPhone, para luego sincronizarse en todos los dispositivos mediante el uso de iCloud, que es el servicio de almacenamiento en la nube de Apple.

De esta manera, cuando utilizamos Safari (que es el navegador web de Apple), podemos acceder fácilmente a esas contraseñas almacenadas con anterioridad, o bien completar de forma automática la información relacionada con los formularios o con la tarjeta de crédito o débito.

Pero el uso del llavero de iCloud no solo tiene relación con las aplicaciones desarrolladas por Apple, de manera que es posible acceder a las distintas contraseñas almacenadas en este sistema mientras nos encontramos en apps de terceros.

Cómo habilitar o deshabilitar el llavero de iCloud

El llavero de iCloud se convierte en un sistema utilísimo para crear, almacenar y acceder a las contraseñas más complejas, puesto que se encuentra perfectamente integrado con nuestro Mac, iPhone o iPad, de manera que siempre es posible acceder a los detalles relacionados con las tarjetas de crédito u otros datos de inicio de sesión sin la necesidad de tenerlos a mano.

No obstante, esto no significa que no sea recomendable disponer de un administrador de contraseñas secundario como medida preventiva y de respaldo, especialmente para aquellas situaciones en las que llavero de iCloud puede funcionar mal. 

En cualquier caso, no hay duda que se convierte en el método más simple y sencillo de generar, almacenar y acceder no solo a nuestras contraseñas, sino también a los detalles de nuestra tarjeta de crédito.

El proceso a la hora de habilitar el llavero de iCloud es bastante sencillo, y los pasos a seguir son similares tanto en iOS como en macOS.

En iPhone o iPad, por ejemplo, debemos dirigirnos al botón de Ajustes que encontraremos en la pantalla de inicio, pulsar sobre nuestro nombre, tocar iCloud, desplazarnos hacia abajo y pulsar sobre Llavero.

Qué es el Llavero de iCloud
Captura: Muy Interesante

Luego, solo tendremos que activar el interruptor de Llavero de iCloud, e introducir la contraseña de nuestro ID de Apple en caso de que el sistema nos lo solicite.

En macOS tendremos que acceder a Preferencias del sistema, pulsar sobre iCloud, y hacer clic sobre la casilla de verificación que encontraremos situado junto a Llavero.

No obstante, en caso de estar usando una versión anterior a macOS Mojave, deberemos introducir nuestra contraseña de ID de Apple, pulsar sobre Aceptar, ingresar el código de 6 dígitos, pulsar sobre Siguiente, introducir nuestro número de teléfono móvil, y pulsar finalmente sobre Listo.

¿Para qué es útil el llavero de iCloud?

Tanto nuestro Mac como el iPhone o iPad disponen de un “llavero”, que consiste básicamente en un archivo cifrado que almacena algunos datos sensibles, como inicios de sesión, contraseñas y cualquier otra información personal de importancia, como podría ser el caso de las tarjetas de débito y crédito.

Finalmente, este archivo se sincroniza con iCloud, de manera que, siempre que hayamos iniciado sesión en los distintos dispositivos de Apple con una misma ID, podremos utilizar las mismas contraseñas y los mismos datos personales en todos los dispositivos.

Se trata, como vemos, de un sistema tremendamente útil, que se aprovecha muy bien del conocido como ecosistema de Apple, de manera que podemos tener acceso a los mismos datos personales, de inicio de sesión y de seguridad, de forma simple y sencilla en nuestro iPhone y en el Macbook a la vez, solo con haber accedido a nuestra cuenta mediante el mismo ID de Apple.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo