Tengo un móvil obsoleto, ¿qué puedo hacer con él?

Hay muchas opciones antes que llevarlo al punto limpio. Estas son solo algunas ideas para seguir dándole vida.

¿Has mirado en los cajones de casa? Seguro que tienes algún que otro teléfono móvil que ya no usas, pero que, sin embargo, funciona. La tecnología hace que cada 3 años de media cambiemos de dispositivo móvil. Y muchos de estos teléfonos viejos no acaban ni en el punto limpio ni en proyectos de reciclaje, sino olvidados en casa. Ya sea por sentimentalismo o por otras razones, acumulamos mucho desecho tecnológico.

Pero lejos de quedar olvidados, son muchas las funciones que pueden realizar por nosotros. Antes que estar olvidados en la oscuridad de un cajón, lo mejor es seguir utilizándolos para usos diversos. Así que, si es tu caso, estas son algunas ideas útiles para que tu viejo móvil pueda seguir viviendo por más tiempo.

Así puedes seguir dando vida a tu viejo móvil

Reproductor de música

Una buena idea, utilizarlo como reproductor en ocasiones en las que te dé reparo utilizar tu nuevo dispositivo. Por ejemplo, te vas a la playa o a hacer una ruta en bicicleta. Un teléfono antiguo es siempre una propuesta acertada para estos usos, ya que no expones a tu flamante terminal a los daños que pueda sufrir por una caída o porque le dé mucho el sol.

Banco de pruebas

Siempre puedes utilizarlo para testear aplicaciones de origen desconocido, o bien, para que puedas ensayar sobre él. Puedes abrirlo y observar sus componentes, ver cómo están ensamblados, desmontarlo y volverlo a armar. Algo que los estudiantes de electrónica hacen en sus prácticas, así que también puedes aventurarte. Si luego eres incapaz de volverlo a la vida, su destino será el punto limpio. Un móvil usado tiene muchos componentes aprovechables.

Cámara de fotos

De acuerdo, tu nuevo teléfono tiene una cámara mucho mejor que la del antiguo. Pero esto no quiere decir que no puedas seguir usándolo en fotografía creativa. Puedes utilizarlo para acoplarlo a tu bicicleta de montaña y grabar esas vertiginosas bajadas, o bien para llevártelo a la playa para preparar los selfies más atrevidos.

Almacenamiento externo

Sí, muchas dispositivos Android pueden ser utilizados como si fuesen una memoria USB. Bastará con que lo conectes con un cable al ordenador y tendrás acceso a los archivos que guardes en él. Quizás no sea la mejor de las opciones, pero mucho mejor esta que tenerlo olvidado.

Despertador

Ese viejo teléfono puede utilizarse como despertador. Así no tendrás problemas para despertarte ni tener miedo porque le des un manotazo y lo tires al suelo. Una salida más que digna para algo que ya tiene muchos años. Y de paso, deja tu nuevo teléfono apagado por las noches, descansarás mejor.

Teléfono de emergencias

La solución ideal para los amantes de las salidas por el monte. Siempre es interesante salir con 2 dispositivos con operadores diferentes. En el poco deseable caso de sufrir una emergencia, podemos asegurarnos que algunos de los dispositivos seguirá funcionando y tendrá cobertura de red. Ante una salida por la montaña, cualquier precaución es poca.

 

Vigilancia de personas

Basta con que tenga una cámara para que puedas usarlo para vigilar a un pequeño o a un adulto dependiente. En tu teléfono nuevo tendrás la aplicación que te permita controlar la cámara. Mucho mejor darle esa salida que tiene que comprar un dispositivo diferente que se encargue de ello.

GPS

En el improbable caso de que tu coche no tenga sistema GPS, probablemente ese teléfono antiguo pueda utilizarse para que te guíe correctamente. Una solución muy efectiva que te haga ver la utilidad que tienen los teléfonos que ya han cumplido con su cometido.

Monitorizar tu actividad deportiva

Es mucho mejor que puedas utilizar el teléfono antiguo para medir tus registros cuando sales a hacer deporte. Cualquier actividad de este tipo no está exenta de riesgo, como una caída o que te sorprenda la lluvia. Si utilizas un teléfono antiguo, cualquiera de estas circunstancias no será un inconveniente.

Destinarlo a fines sociales

Existen ONG's que recogen teléfonos que sigan funcionando, pero que ya no estén en uso, y que los destinan a personas desfavorecidas o a proyectos en otros países. También pueden dedicarse a su gestión para que sean reciclados y obtener un beneficio económico.  Dentro del teléfono se encuentran pequeñas cantidades de metales preciosos como el oro.

Éstas son algunas ideas interesantes que pueden servirte de inspiración para que tu viejo teléfono móvil siga en activo. Nunca, bajo ningún concepto, lo tires a la basura ya que estarás provocando un grave daño medioambiental. Si ese viejo teléfono ya no funciona, bastará con que lo lleves al punto limpio o lo entregues en alguna tienda de telefonía móvil. Ellos se encargarán de procesarlo adecuadamente para que su final sea el que se merece.

Nacho Grosso

Nacho Grosso

Curioso empedernido y procrastinador impenitente.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo