Se acabó el problema de stock: Ya puedes comprar una Switch OLED o una Xbox Serie S sin problemas

Aun así, la crisis de escasez de semiconductores está condicionando el mercado.

Cuando se lanzó el modelo OLED de Nintendo Switch durante el pasado otoño, inmediatamente se unió a la lista de dispositivos tecnológicos más codiciados, que se agotaron muy rápidamente de todas las tiendas, junto a otras videoconsolas como PlayStation 5, Xbox Serie X y diversas tarjetas gráficas de escritorio.

En el mercado de segunda mano duplican su precio

Si bien ese sigue siendo el caso de la mayoría de los productos que acabamos de mencionar, algunos de ellos solo están disponibles por un precio que casi se ha duplicado con respecto al original en el mercado de segunda mano, a través de aplicaciones tan populares como Wallapop o Ebay. Sin embargo, la Switch OLED ya no es tan tremendamente difícil de encontrar en el stock tanto de tiendas físicas como de portales de compra por Internet. Lo mismo ocurre con la consola de última generación más barata de Microsoft, la Xbox Serie S.

Si estás buscando esta videoconsola de gama alta de la firma Nintendo, es muy probable que puedas iniciar sesión en Amazon, Best Buy, eBay, Target y otros comercios web y encontrar con total disponibilidad la Switch OLED que tanto deseas a un precio que ronda los 400 euros. Esto incluye tanto el modelo que tiene los joysticks blancos, como la edición clásica con los joysticks en color azul neón y rojo. La Xbox Series S, que cuesta en torno a unos 300 euros, está quizá incluso más disponible si cabe en comercios online como Amazon, pero antes de lanzarte a comprarla debes tener en cuenta que la Serie S de la consola de Microsoft tiene menos potencia y memoria RAM que la Xbox Series X, que todavía sigue siendo muy difícil de encontrar en tiendas físicas y a través de Internet, a pesar de que ya ha pasado más de un año desde su fabricación y lanzamiento.

Nintendo Switch OLED

En el caso del último modelo de la popular y codiciada consola portátil Nintendo Switch OLED. La única diferencia con el modelo normal radica única y exclusivamente en la pantalla, en si te importa mucho la calidad de la imagen y la luminosidad (aunque hay que aclarar que el modelo básico tiene una pantalla en alta definición, por lo que la diferencia tampoco es tan abismal). Este último modelo de Switch posee una pantalla OLED de 7 pulgadas, píxeles más pequeños y unos altavoces más grandes que los del modelo básico.

Microsoft Xbox Serie S

La Xbox Serie S es mucho más pequeña que la Xbox Serie X, y posee un microprocesador bastante más potente. También cuenta con el doble de capacidad de almacenamiento que el modelo básico, y una unidad de disco. Sin embargo, la Serie S puede procesar los mismos juegos que la Xbox Serie X y los modelos anteriores, incluidos los juegos originales de Xbox, Xbox 360 y Xbox One.

Comprar tecnología como esta ha sido de todo menos fácil desde que la pandemia ralentizó las cadenas de suministro hasta paralizarlas casi por completo.

Continúa leyendo