Revisar mucho el móvil pone de los nervios

Nos pasamos la vida pegados a su pantalla, y parece que no es por nuestro bien.

Vas en el metro. Sacas el móvil del bolsillo y actualizas Twitter. Al instante, abres la app de Facebook para comprobar si hay novedades en tu muro. Saltas a Instagram. ¿Y en el correo? Compruebas la bandeja de entrada. Pero ¿qué habrá pasado en todo este rato en Twitter? Actualizas de nuevo...

También te puede interesar:

Si esta dinámica te resulta familiar, es muy probable que vivas desquiciado. Según un estudio reciente de la Asociación Estadounidense de Psicología, chequear sin parar las redes sociales y el correo electrónico en el teléfono móvil multiplica el estrés. Y lo grave es que el 45 % de los trabajadores está constantemente conectado en días laborables, y el 34 %, también los fines de semana. Encima, la mayoría de los que viven pegados a su smartphone se queja de que interfiere en su vida familiar y personal.

Españoles enganchados

En nuestro país tenemos todos los números para que el móvil nos saque de quicio, a juzgar por los datos. Según el estudio We Are Social, nuestro tiempo medio diario de navegación móvil por usuario es de 1,9 horas. El 90 % de la población española cuenta con algún tipo de teléfono inteligente y el 42 % de los usuarios de móvil acceden de forma regular a las redes sociales.

Las investigaciones indican que los millennials –los nacidos entre 1981 y 1995– son los que viven más estresados y preocupados por los efectos de las redes sociales sobre su propia salud mental y física. ¿Qué hacer entonces? El 65 % es partidario de desintoxicarse y pasar un tiempo alejado del móvil. Ahora bien, solo el 28 % lo ha intentado alguna vez.

Más noticias sobre salud, psicología y bienestar en el último número de la revista MUY ESTAR BIEN, ya en tu quiosco. 

También te puede interesar:

Continúa leyendo