¿Quieres que tu TV sea receptor de audio y vídeo? Así puedes conectar VCR en tu televisor

No te quedes sin conectar tu cámara de vídeos o ver las fotos de tu réflex.

¿Quieres ver alguna vieja película en VHS o beta? ¿Tienes ganas de rememorar tu infancia echando una partida a la Nintendo 64? Es en estos casos cuando te das cuenta de que tu Smart TV no tiene las entradas adecuadas. No te preocupes.

Muchos televisores modernos tienen, en el mejor de los casos, una entrada analógica. A menudo no tienen ninguna. Afortunadamente, hay un montón de convertidores analógicos de RCA a HDMI en el mercado y son extremadamente baratos. Uno de los más caros, que incluye la conexión de S-Video de los 90, no cuesta ni 50 euros.

El paso de lo analógico a lo digital

Estos adaptadores son únicamente para conectar y reproducir fuentes de video analógicas más antiguas en un televisor moderno, es decir, para poder enchufar los típicos conectores RCA amarillo, rojo y blanco (VCR). La Nintendo Wii, consolas más antiguas como GameCube, LaserDisc y muchas videocámaras estaban preparadas para ese tipo de conexión, que desapareció cuando la tecnología avanzó hacia las tarjetas de memoria.

Estos dispositivos convierten estas señales analógicas a HDMI, la conexión omnipresente en todos los televisores modernos. Estos convertidores no te permitirán grabar esas señales, solo verlas en tu pantalla. Incluso si tu ordenador portátil tiene una conexión HDMI, ese puerto es solo de salida. No puedes grabar vídeo ni audio (hay convertidores que sí lo hacen pero son muy caros y poco habituales).

Estos no son convertidores de video por componentes, las conexiones roja, verde y azul se encuentran principalmente en los reproductores de DVD y los primeros reproductores de Blu-ray. Sin embargo, no hay muchos productos en los que se necesite convertir la señal a HDMI. Los DVD, por ejemplo, se pueden reproducir en Blu-ray y Ultra HD Blu-ray.

Todos estos adaptadores convertirán las señales de definición estándar a HD, pero tampoco te hagas muchas ilusiones. Tu tele hará esto automáticamente, y los equipos de video antiguos nunca se verán tan bien como cualquier fuente de video moderna. VHS, por ejemplo, tiene una resolución que, en el mejor de los casos, es de aproximadamente 320x480. Tu televisor 4K tiene 3840 x 2160, es decir, casi 54 veces la resolución del VHS.

Convertidores RCA a HDMI

Ninguno de estos aparatos hace un trabajo especialmente bueno de renderizado, eliminando las líneas irregulares y negras, pero ese es el menor de tus problemas con los formatos de vídeo antiguos, ya que nunca se verán tan bien como un HD actual.

Hay innumerables opciones disponibles en tiendas online. Una de las más populares es el convertidor Tixilinbi, que viene con un cable HDMI extraíble y cables RCA macho (el que tiene la protuberancia) no extraíbles. Esto lo convierte en general en una de las opciones más consumidas por la mayoría de los usuarios, ya que viene con cables analógicos. Se alimenta a través de Micro-USB aunque no incluye el adaptador de pared. Eso es bastante común en estos aparatos, aunque es probable que puedas conectarlo al USB de tu televisor.

A pesar de que la calidad de la imagen jamás será tan buena como la de cualquier grabación que puedas hacer hoy en día con el móvil, este tipo de convertidores conseguirán aliviarte un poco la nostalgia si algún día te apetece ver tu peli favorita de cuando eras niño.

Continúa leyendo