Vídeo de la semana

Qué son los AirPods y cómo funcionan

Los AirPods se han situado como unos auriculares inalámbricos sumamente populares, principalmente porque nos ofrece la posibilidad de escuchar el audio de nuestro teléfono móvil sin cables, con la garantía y calidad que caracteriza a la mayoría de productos desarrollados por Apple.

Qué son los AirPods
Foto: Istock

En la actualidad es posible encontrarnos en las tiendas con una amplia variedad de auriculares inalámbricos, muchos de los cuales se caracterizan por ser de pequeño tamaño, de manera que pueden ser utilizados en casa o en la calle con nuestro teléfono móvil inteligente.

En el caso de Apple, por ejemplo, desde el año 2016 podemos utilizar los AirPods, que de acuerdo a muchos expertos, son considerados ampliamente como uno de los mejores productos de la compañía, al menos de los desarrollados y presentados en los últimos años. 

Es cierto que, como veremos, distinguimos en ellos una serie de ventajas y funcionalidades añadidas muy interesantes. Por ejemplo, ofrecen una gran duración de la batería, algo que sin duda alguna siempre es de agradecer. Mientras que podemos cargarlos fácilmente y sin demasiado esfuerzo, al igual que cuando optamos por conectarlos a nuestro dispositivo.

Además, como ocurre con cualquier otro auricular con conectividad Bluetooth, no solo pueden ser utilizados con dispositivos iOS (como iPhone o iPad) o macOS, sino que también son compatibles con cualquier otro teléfono móvil inteligente con este tipo de conectividad (como podría ser el caso de Android).

¿Qué son los AirPods?

Los AirPods son unos auriculares inalámbricos desarrollados por la compañía Apple, lo que significa que funcionan y se conectan a otros dispositivos compatibles sin cables, a través de conexión Bluetooth. Gracias a ello, pueden ser utilizados con prácticamente cualquier teléfono inteligente o tableta que posea esta conectividad (la mayoría, dicho sea de paso).

Entre otras interesantes funcionalidades, disponen de una tecnología diseñada íntegramente por Apple, como un chip inalámbrico conocido como H1 o W1 (lo que dependerá de la versión), sensores ópticos duales, micrófonos de formación de haz dual tanto para Siri como para responder las llamadas telefónicas, acelerómetro para gestos y un segundo acelerómetro para la detección de la voz del usuario.

A su vez, vienen con un cómodo estuche que no solo es útil para guardarlos, sino también para cargarlos. Además, el estuche en cuestión dispone de un tamaño tan pequeño que es perfectamente posible guardarlos en el bolsillo el pantalón, sin temor a que se nos pierda.

En lo que se refiere al funcionamiento del propio estuche en sí, es posible cargarlo mediante el puerto Lightning que encontraremos ubicado en la parte inferior, lo que permite que tanto los AirPods como el estuche en sí se carguen. Al igual que el escuche de carga inalámbrica, útil para cargarlo con la ayuda de un cargador inalámbrico Qi.

¿Qué versiones encontramos en las tiendas?

En la actualidad, en el momento en que firmamos este artículo, existen disponibles en las tiendas un total de dos versiones: los AirPods de primera generación, accesibles desde diciembre de 2016, y los AirPods de segunda generación, que fueron actualizados en el mes de marzo de 2019.

Desde un punto de vista técnico es evidente que encontramos ciertas diferencias, así como una mejora en la propia tecnología en sí. Pero aunque en un principio su nombre puede resultar un poco confuso, porque ambas versiones se llaman AirPods, sus diseños y apariencias son igualmente diferentes.

Los AirPods de segunda generación tienen un chip H1, que permite cambiar entre dispositivos dos veces más rápidos, además de conectar una llamada telefónica 1.5 veces más rápidos. 

Por lo general, la duración de la batería es muy parecida, aunque los auriculares de segunda generación ofrecen hasta tres horas de tiempo de conversación, en lugar de dos.

Cómo usar los AirPods

El funcionamiento de los AirPods es tan sencillo como simple. De hecho, una de sus principales ventajas es su facilidad de configuración y uso en el día a día, algo que sin duda alguna siempre es de agradecer.

Para configurarlos por primera vez, tan solo tenemos que desbloquear nuestro iPhone o iPad, abrir la parte superior del estuche de carga de los AirPods, sostenerlo cerca del dispositivo y esperar a que en la pantalla del iPhone o del iPad aparezca una ventana emergente.

Luego, simplemente tenemos que tocar el botón de conexión, y los AirPods quedarán emparejados con nuestro dispositivo.

Estos auriculares han sido diseñados para conectarse al iPad o iPhone rápidamente, cada vez que abrimos la tapa del estuche, por lo que lo único que tenemos que hacer a la hora de empezar a usarlos es abrir el estuche y colocárnoslos en los oídos.

Continúa leyendo