Vídeo de la semana

Qué son las Historias de Instagram y cómo podemos hacer una

Las historias se pueden convertir en una opción breve pero excelente de publicar fotos y vídeos cortos en nuestro perfil de Instagram. Descubre en qué consisten.

Qué son las Historias de Instagram
Foto: Istock

Se estima que, en la actualidad, diariamente Instagram tiene 500 millones de usuarios activos. Y se calcula que, además, cerca del 80 por ciento de las cuentas siguen a una empresa o marca en la red social. 

No hay duda que los marketers lo han entendido bien: Instagram ha conseguido convertirse en una de las redes sociales más prometedoras. Y las historias pueden ser de muchísima ayuda a la hora de resaltar la imagen de la empresa a diario. Aunque también es una opción excelente para prácticamente cualquier usuario que desee usarlas. 

¿Qué son las historias de Instagram?

Las conocidas como historias de Instagram consisten en una colección de vídeos y fotos que ayudan a generar compromiso con los usuarios, porque apenas duran unos segundos y únicamente son visibles durante un tiempo determinado. De hecho, únicamente permanecen en pantalla unos pocos segundos, y terminan desapareciendo por completo después de 24 horas (que empiezan a contar desde el momento de la publicación).

Se caracterizan, por tanto, por ser una herramienta separada de nuestro feed, de manera que los usuarios finalmente pueden elegir verlos o no.

Uno de sus principales objetivos consiste básicamente en resaltar momentos espontáneos, que han podido ser captados en el acto, y que pueden incluso funcionar como imágenes (aunque, como te hemos mencionado, también es posible usar vídeos cortos). 

La idea básicamente es promocionar nuestra marca o perfil construyendo una imagen auténtica, pero sobre todo ¡mucho más viva! No en vano, aproximadamente el 33 por ciento de las historias más vistas provienen de empresas, convirtiéndose así en una excelente oportunidad.

¿Cómo funcionan las historias de Instagram?

El usuario tiene acceso a las historias de los diferentes perfiles a los que está suscrito, y que podemos encontrar fácilmente en la parte superior de nuestro feed de noticias (dentro de la propia app de Instagram). 

Aquellas historias que aún no hemos visto se encuentran representadas por fotos de perfiles de usuarios o empresas, las cuales se encuentran encerradas en círculos de colores.

De esta forma, cuando deseemos visualizarlas, lo único que tenemos que hacer es hacer clic en él, y desplazarnos por el contenido presionando aquella historia que nos interese visualizar en la pantalla. Además, también es posible “hacer una pausa” en una determinada historia, simplemente manteniendo nuestro dedo pulsado en la pantalla.

Cómo podemos publicar contenido en nuestra historia
Captura: Muy Interesante

Cómo podemos publicar contenido en nuestra historia

Si deseas publicar alguna historia propia, la realidad es que el proceso es muy sencillo y simple. Solo debemos hacer clic en la foto de nuestro perfil (o en la pequeña cámara que encontramos encima), situada en la parte superior izquierda de la pantalla, o deslizar el dedo hacia la derecha en la pantalla para acceder tanto a la cámara como a la funcionalidad de creación de Instagram.

También es posible hacerlo pulsando en el icono “+” y, en la pantalla siguiente, deslizarnos hasta la pantalla Historia. Si es la primera vez que lo vamos a hacer, es necesario permitir el acceso de la app a la cámara y al micrófono. Lo más probable es que solo sea necesario permitir el acceso al micrófono. Pulsamos en Permitir acceso a la cámara activado y Permitir acceso al micrófono, y confirmamos nuevamente pulsando en Permitir.

Efectos en historias de Instagram
Captura: Muy Interesante

Ahora tendrás dos opciones: pulsar el botón para hacer una única foto, o bien mantenerlo pulsado para grabar un vídeo. También puedes jugar con los distintos efectos ofrecidos por Instagram deslizando el dedo por los iconos que aparecen en la parte inferior de la pantalla. Así, deslizándote uno a uno podrás comprobar el efecto que genera. 

Una vez escogido el efecto (si así lo deseas), puedes proseguir tomando la fotografía o grabando el vídeo.

Eso sí, es necesario tener en cuenta algo importante: por el momento, para publicar una historia en nuestro feed es imprescindible usar la app de Instagram, ya que la red social no ofrece la posibilidad de publicarlas también a través de la versión web de escritorio.

Continúa leyendo