¿Qué híbrido enchufable me conviene?

La reducción de emisiones se ha convertido en el desafío europeo, especialmente en el transporte. Los fabricantes de automóviles se han centrado en el desarrollo de vehículos eléctricos, pero son los híbridos convencionales e híbridos enchufables los que se presentan como la opción más adecuada para la gran mayoría.

apertura

Cuesta imaginar una época pasada en la que los coches eléctricos y de combustión se encontraran en el mismo punto de partida, pero así fue. El primer vehículo cero emisiones de la historia data de 1889, presentado durante la Exposición Universal de París. La producción de motores térmicos en masa, sumado al abaratamiento de costes frente a las baterías de la época, hizo fácil decantarse por los combustibles fósiles por ese entonces. El resto de la historia la conocemos, hasta hoy. La emergencia climática y la conciencia ecológica de la población ha puesto en alerta al viejo continente, que se ha alzado como el impulsor de la transición energética. El objetivo está claro: electrificar el parque automovilístico en un futuro próximo. El camino para alcanzarlo ha ido evolucionando, con alternativas como los híbridos autorrecargables, el GLP o GNC, el hidrógeno y, finalmente, los híbridos enchufables. Esta tecnología suma adeptos mes a mes, con un crecimiento anual en España del 100,20% (septiembre) respecto al mismo periodo del año anterior.

Youtube player here

Los híbridos enchufables o PHEV como el nuevo Mitsubishi Eclipse Cross PHEV han dejado de ser los desconocidos del mercado, conquistando un 5,5% de la cuota con 3.952 unidades matriculadas este año. Es decir, se venden más híbridos enchufables que modelos 100% eléctricos en nuestro país y es la alternativa con más crecimiento de los últimos meses. El motivo radica en que es una tecnología fácil, que aúna lo mejor de ambos mundos sin renunciar a ninguno de ellos. Puedes aprovechar su batería para circular sin emitir pero no te quedarás tirado si acaba agotándose, pues comienzan a funcionar como un híbrido autorrecargable convencional. Además, no requieren tanto tiempo de carga, y ésta se realiza tanto con un enchufe convencional en tu casa o en la oficina, como en una instalación pública.

¿Por qué debería comprar un PHEV?

A diferencia de un híbrido autorrecargable convencional, que no requiere de enchufes, estos PHEV incorporan una batería de mayor capacidad. Esta elección ofrece rangos de autonomía cero emisiones más elevadas, como los 55 kilómetros del nuevo Mitsubishi Eclipse Cross PHEV. Según el Ministerio para la Transición Ecológica, un español recorre 41,6 kilómetros de media, de modo que cumpliría con nuestros recorridos diarios sin problema a un precio claramente ventajoso si cargamos por la noche o en el trabajo.

Lejos de introducirse en el segmento como un iniciado, este todocamino de diseño refinado y dinámico bebe directamente de la experiencia acumulada por el Mitsubishi Outlander PHEV. Tras ocho años en el mercado, este sistema PHEV es el más probado y vendido del mundo, siendo una firma pionera en la implementación de esta tecnología en el segmento SUV.

Han sido seis años de pruebas empíricas que certifican la fiabilidad de Mitsubishi, una marca con un largo recorrido en el mundo todoterreno y las capacidades off-road de sus modelos. Pilares de éxito sobre los que han vertebrado el desarrollo y lanzamiento de este Mitsubishi Eclipse Cross PHEV, mejorado no solo a nivel mecánico sino también en el apartado estético, equipamiento y conectividad.

 

Oda a la modernidad

Corren tiempos interesantes para los diseñadores de las marcas, que pueden exprimir su creatividad gracias a las plataformas multimodales con gran abanico de posibilidades. Ejemplo de ello es el Mitsubishi Eclipse Cross PHEV, más grande que la generación anterior, y completamente renovado. El uso de las aristas y las decoraciones cromadas enfatizan su carácter premium y dinámico, confirmado por la incorporación de módulos LED en las luces diurnas.

Esta firma lumínica se integra a la perfección en la nueva parrilla tipo “nido de abeja”, que se siente más amplia que nunca al extenderse hacia el paragolpes. La moldura inferior recuerda a los diseños deportivos, de igual modo que la posición de los faros y antiniebla pueden llegar a parecer entradas de aire laterales.

Un perfil del que destacamos el rediseño de las llantas de aleación y la reinterpretación de la cintura, que parte de la insignia Plug-In Hybrid EV, desde la puerta delantera hasta los grupos ópticos posteriores. Este juego visual alarga la carrocería creando un efecto de movimiento y silueta tipo coupé, acentuada por el pilar C y luneta inclinada. La habitual configuración en forma de “Y” se mantiene para los faros traseros, encajados bajo un alerón de aire “racing” que casa excelentemente con el difusor del paragolpes inferior.

 

Salto a la electrificación

La incorporación del sistema PHEV supone nuevas funcionalidades para el sistema de infoentretenimiento, gestionado a través de la pantalla táctil de 8 pulgadas. En ella podremos descubrir el funcionamiento instantáneo de sus bloques, un gasolina de 98 CV que trabaja junto a dos motores eléctricos de 82 CV para el tren delantero y 95 CV para las ruedas de atrás. La potencia conjunta es de 188 CV, con 55 kilómetros de autonomía eléctrica, un modo de conducción suave, fácil y sin emisiones de CO2. También podremos observar el proceso de carga, que apenas requiere de 25 minutos para alcanzar el 80% de la batería (carga rápida).

El denominado S-AWC (Super All Wheel Control) toma las riendas de los motores eléctricos, de modo que trabajan de forma independiente enviando par al tren (delantero o trasero) que más lo necesite en función de las condiciones. El conductor podrá decidir entre los modos de conducción Normal, Eco, Snow, Gravel y Tarmac, alcanzando un comportamiento en pista que ningún otro rival del segmento puede ofrecer. La tracción total es más segura a la hora de conducir, pero también permite diversión y aventura a aquellos que lo deseen, beneficiándose a su vez de las prestaciones elevadas de un sistema PHEV.