Qué es una red local y para qué sirve

Conocida bajo el nombre de LAN, una red de área local es un grupo de ordenadores y dispositivos periféricos que comparten una línea de comunicaciones común. Aunque se encuentra limitada por su ubicación, puede servir a dos o tres usuarios en una oficina en casa, o varios cientos de usuarios en la oficina central de una empresa.

Qué es una red local y para qué sirve
Foto: Istock

Una red local (también conocida habitualmente como red de área local o LAN) consiste en un grupo de ordenadores y otros dispositivos que se encuentran conectados entre sí a través de una red, encontrándose todos en una misma ubicación, ya sea dentro de una casa o una oficina.

Podríamos decir que una red local es la que tendemos a utilizar en nuestra casa, y que se encontraría formada por nuestro router, por nuestro ordenador y, en definitiva, por todos los dispositivos que se conecten a ella.

De esta forma, el ámbito de conexión se encuentra en realidad limitado por medios físicos, como podría ser el caso de una habitación, una planta o incluso un edificio.

¿Qué es una una red local (LAN)?

Una red local, o red de área local, consiste en una serie de dispositivos se encuentran conectados en red, y cuya ubicación, como su propio nombre indica, es puramente local. Precisamente, es esta ubicación local la que realmente define una LAN, distinguiéndola del resto de redes, como podría ser el caso de las redes de área amplia (WAN) o las redes de área metropolitana (MAN).

Es común que la red local se encuentre confinada en un área más bien pequeña, por ejemplo una casa o una oficina (o incluso un edificio), pero no se trata de un requisito específico. Por ejemplo, podría tratarse de una pequeña empresa o de un hogar, o bien un área bastante más grande, como un edificio de oficinas, con cientos o miles de dispositivos distintos.

Por tanto, aunque una red sea local no significa necesariamente que tenga que ser pequeña. Al contrario, independientemente del tamaño, la principal característica definitoria de una red local es que conecta a dispositivos que se encuentran en un área limitada y única.

Las ventajas, como es de imaginar, son las mismas que disponer de cualquier dispositivo conectado en red, pudiendo compartir una única conexión a Internet, o bien compartir impresoras o archivos entre sí.

A su vez, en redes locales mucho más amplias es posible encontrar servidores dedicados que alojan servicios específicos, como correo electrónico, acceso a otros recursos compartidos de la empresa o directorios de usuarios globales.

¿En qué se diferencia una red local de las redes WAN o MAN?

Es cierto que tanto las redes de área amplia (WAN) como las redes de área metropolitana (MAN) son bastante similares, puesto que, básicamente, son redes que conectan a su vez varias redes locales (LAN).

No obstante, sí es evidente que podemos encontrar ligeras diferencias. Por ejemplo, una red WAN se compone de varias LAN, pero tiende a abarcar un área muchísimo mayor que una única ciudad, pudiendo estar conectada mediante distintos tipos de tecnologías, incluyendo no solo Internet.

A su vez, una red MAN consiste a su vez en una red formada por una gran cantidad de LAN, conectadas entre sí a partir de redes de alta velocidad, las cuales estarían contenidas dentro de una misma área metropolitana o ciudad.

¿Para qué es útil una red local?

La función principal de este tipo de redes consiste básicamente en vincular los ordenadores entre sí y proporcionar acceso compartido a archivos, impresoras y otros servicios. Para ello, su arquitectura se clasifica como cliente-servidor o peer-to-peer.

En un tipo de red local cliente-servidor, distintos dispositivos se encuentran conectados a un servidor central, en el que se gestiona el acceso a los dispositivos, aplicaciones, el tráfico de la red y al almacenamiento de los archivos.

Además, las aplicaciones que se ejecutan en el servidor de la red de área local proporcionan servicios específicos, como uso compartido de documentos o de impresión, acceso a base de datos o correo electrónico.

¿Sabías que las redes locales pueden interconectarse, a su vez, con otras LAN, a través de Internet mediante el uso de redes privadas virtuales? Es lo que ocurre con las redes WAN o MAN.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo