¿Qué es la Web 3?

Dicen que es el futuro de Internet pero los internautas, sus usuarios potenciales, no saben muy bien lo que es.

¿Web 3.0 = la Internet del mañana? Las grandes corporaciones suelen ser frecuentemente hackeadas, lo que resulta en la exposición de millones de datos de usuarios. Esto podría cambiar en la Web 3 con una mejora en la privacidad, con la descentralización de datos.

 


Cambiará nuestras vidas al remodelar Internet

Hasta principios de la década de 2000, Internet estaba dominado por algunos de los principales creadores de contenido y la mayoría de los usuarios eran solo consumidores. Eso cambió con la Web 2.0 cuando cada vez más usuarios se convirtieron en proveedores de contenido y los grandes actores de la industria proporcionaron un lugar donde dicho contenido podía compartirse. Web 3.0 es una actualización de la red, una meta tecnología para software empresarial, un movimiento social de datos abiertos y una nueva generación de inteligencia artificial. Todo en uno.

Las entidades centralizadas, como Facebook, Twitter y Google, serán reemplazadas por plataformas de redes sociales y motores de búsqueda sin ninguna compañía detrás de ellas.

Las criptomonedas también son territorio de la Web3. Bitcoin, la criptomoneda original, se diseñó como dinero electrónico para el intercambio directo entre usuarios que no necesitan confiar entre sí o en nadie más, y en su lugar depositan su fe en la cadena de bloques, un libro de contabilidad público mantenido por redes informáticas descentralizadas y de código abierto. Ahora hay miles de tokens diferentes basados en blockchain, que circulan continuamente en lugares con diversos grados de regulación y supervisión. Es la Web 3.


Como es un término, aún, bastante vago, los multimillonarios como Elon Musk (Space X) y Jack Dorsey (Twitter) recurrieron a Twitter para burlarse de la hipotética nueva versión de Internet. Se preguntaban dónde estaba la Web 3, porque no podían encontrarla. De hecho, Musk escribió: “No estoy sugiriendo que la Web3 sea real (parece más una palabra de moda de marketing que una realidad ahora mismo), solo me pregunto cómo será el futuro dentro de 10, 20 o 30 años” y agregó “el año 2051 suena muy futurista”.

 

 

 

Y es que la mayoría de las operaciones de la Web 2.0 están controladas por gigantes tecnológicos como Amazon, Google y Microsoft, pero la Web 3.0 está descentralizada donde los datos se distribuyen a través de las redes y ninguna entidad es propietaria de la información.


Es un término general para ideas dispares que apuntan en la dirección de eliminar a los grandes intermediarios en Internet. En esta nueva era, navegar por la web ya no significaría iniciar sesión en Facebook, Google o Twitter. Web3 se trata de recuperar parte del poder que han acumulado las grandes plataformas más conocidas del mundo. Surgirán nuevas redes sociales, motores de búsqueda y mercados que no tienen jefes supremos en el mundo de la empresa.

En cambio, están descentralizados, construidos sobre un sistema conocido como blockchain, que ya respalda a Bitcoin y otras criptomonedas.


Blockchain reinventa la forma en que se almacenan y administran los datos. Proporciona un conjunto único de datos (una capa de estado universal) que se gestiona de forma colectiva. Esta capa de estado única habilita por primera vez una capa de liquidación de valor para Internet. Nos permite enviar archivos de forma protegida contra copia, lo que permite verdaderas transacciones P2P sin intermediarios, y todo comenzó con la aparición de Bitcoin.


Así, las tecnologías avanzadas que contribuirán a la evolución de Internet además de blockchain son la realidad virtual (VR), la realidad aumentada (AR), la inteligencia artificial (AI) y el aprendizaje automático (ML).

 

 

También te puede interesar:
Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en Twitter: sarahromero_ y en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo