¿Qué es la criptominería?

El primer protocolo de criptominería, llamado Bitcoin, ha afectado a los precios de las tarjetas gráficas. ¿Por qué?

La cotización del bitcóin superó en las casas de cambio de divisas de internet los 5000 dólares durante el verano, pero ahora mismo la mayor parte de la minería de bitcoines se hace a través de chips específicos llamados ASIC (circuitos integrados de aplicación específica), y no con las tarjetas gráficas. Sin embargo, otro protocolo de criptodivisas se popularizó a principios de año, Ethereum.

Este protocolo tiene una división más compleja de las monedas generadas, pero la principal se llama ether o éter. En torno a marzo de 2017, su precio empezó a subir, con una aceleración en mayo y junio que situó su cambio a cerca de 400 dólares por éter. El problema de esta criptodivisa es que no se pueden usar soluciones especiales para la resolución del algoritmo debido a que tiene una fuerte dependencia de la memoria, por lo que descartadas las ASIC todos los mineros pusieron las miradas en marzo y abril en las tarjetas gráficas.

De dificultades y sistemas distribuidos

 Estos protocolos de criptodivisas son distribuidos, por lo que todos los PC que están minando —probando soluciones para su algoritmo— disponen de toda la información de lo que va aconteciendo en la red. Una vez que un minero da con una solución del algoritmo, el resto tardará un tiempo en dar su visto bueno para validar que la resolución es legítima. También esta red distribuida da el visto bueno a las transacciones entre monederos de criptodivisas, lo que permite su intercambio entre particulares. 

Una de las claves de los protocolos de criptominado es que a medida que se van extrayendo unidades monetarias —resolviendo el algoritmo—, la dificultad de extraer las siguientes se va modificando. Además, la propia red de equipos del protocolo cada cierto tiempo aumenta notablemente la dificultad de extracción para evitar que el valor de la divisa se degrade excesivamente por una sobreabundancia de unidades monetarias. Eso lleva a que, cada tres semanas, los equipos de minería pierdan un buen porcentaje de su potencia de cómputo total en Ethereum.

Por tanto, la regularización de los precios de las tarjetas gráficas está cerca. Pero hay que tener cuidado, porque puede que coincida esta regularización con la época navideña, en la que aquellos que no han cambiado sus tarjetas gráficas durante el verano podrían hacerlo durante finales de año, quizás aprovechando además ofertas como las del viernes negro. No impactará tanto al precio como lo que ha ocurrido durante la primavera y verano, pero hay que tenerlo claro para elegir un buen momento para comprar una tarjeta gráfica a un precio razonable. 

Más información en geektopia.es

Etiquetas: cienciainnovacióninternettecnología

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS