¿Por qué los televisores cuestan más o menos lo mismo en todas las tiendas y en comercios online?

Hay poca diferencia de precio entre comprarlos en un sitio o en otro.

Si has intentado comprar una tele nueva últimamente, es posible que hayas notado que los precios son generalmente los mismos para cada modelo, independientemente de la tienda física u online que lo venda. Esto no es ninguna coincidencia ni un accidente. Se llama política de precios unilaterales (o UPP por sus siglas en inglés), y es la forma en que los fabricantes obligan a los comerciantes minoristas a ceñirse a unos precios específicos. Esto significa que no hay tantos descuentos locos, ni ofertas en los modelos y marcas más conocidas y, seamos honestos, consigue que haya muy poca competencia de precios. Hay muchas excepciones, por supuesto, y no todas las tiendas se adhieren a la UPP, pero la mayoría de los minoristas importantes sí lo hacen.

Por qué los televisores cuestan lo mismo en todas partes

La UPP no es nada nuevo. Apple y Bose lo han estado haciendo durante años y, más recientemente, Samsung, LG, Sony y otros fabricantes de televisiones lo han hecho con sus productos. Lo que esto significa es que, si estás buscando un televisor nuevo, plataformas como Amazon, y su cadena de electrónica local probablemente lo venderán por el mismo precio. Así que ahórrate la gasolina, o más probablemente tus clics, comparando diferentes precios o yendo de tienda en tienda.

¿Esto es legal? Buena pregunta. Si bien fijar los mismos precios es ilegal, una empresa puede hacer negocios (o no) con quien elija. Entonces, cuando una empresa se acoge a la política de precios unilaterales para vender televisiones, lo que realmente le está diciendo el fabricante es que si vende un aparato por menos dinero del estipulado, dejarán de enviarle teles para vender.

La parte buena de esto, si es que hay alguna parte buena, es que las marcas que fabrican televisiones no poseen la autoridad ni el monopolio para fijar precios específicos, solo se sentirían amenazados si los comercios no siguen las pautas para poner precios que les sugieren las propias marcas.

Adiós a los grandes descuentos

Los fabricantes afirman que la UPP protege a sus distribuidores y, en cierto modo, eso es cierto. Esas ganancias van en detrimento del propio desarrollo y la propia expansión de la tienda, además contribuye notablemente a reducir el showrooming (los clientes ven un televisor en una tienda y luego lo compran por internet).

Sin embargo gigantes como Amazon no estaban muy entusiasmados con la idea de la política de precios unilaterales cuando comenzó a aparecer. La buena noticia es que hay muchas televisiones excelentes y muy económicas. La relación calidad-precio nunca ha sido mejor. No obstante, los grandes descuentos en televisiones durante la temporada de compras navideñas generalmente se limitan a modelos muy específicos de una determinada tienda y , por lo general, a modelos pequeños, de pocas pulgadas.

De todos modos esto no quiere decir que no estés al tanto de las ofertas. La UPP no significa que deje de haber chollos, pero sí que el número de grandes descuentos cada vez es más reducido.

Continúa leyendo