Vídeo de la semana

¿Ordenador portátil enchufado todo el tiempo o usar la batería? Cómo hacer un mejor uso

Aunque hoy en día las baterías de los ordenadores portátiles tienden a ser más eficientes y funcionan mucho mejor, es normal que surjan dudas acerca de si deberíamos mantener el ordenador enchufado todo el tiempo. Te lo descubrimos.

Ordenador portátil enchufado todo el tiempo o usar la batería
Foto: Istock

Cuando nos compramos un ordenador portátil, de la misma manera que tiende a ocurrir con un teléfono móvil, lo más común es que su batería se encuentre a pleno rendimiento, de forma que -más o menos- durará el tiempo indicado por el fabricante. Sin embargo, a medida que pasa el tiempo, lo más normal es que su duración disminuya cada vez más, y para evitar que ocurra antes de lo esperado existen distintas opciones para ayudarnos a cuidarla al máximo.

En lo que a un portátil se refiere, es normal que en algún que otro momento nos surjan dudas relacionadas con la posibilidad de utilizarlo enchufado durante todo el tiempo, o bien hacer uso del enchufe lo menos posible y tirar siempre de batería. ¿Qué es lo más aconsejable?

Es cierto que, a diferencia de los teléfonos móviles, es bastante más probable que los usuarios mantengan sus ordenadores portátiles conectados a la red, especialmente la mayor parte del tiempo. Pero, ¿cuáles son los riesgos para la duración de la batería? Y, sobre todo, ¿cuáles serían las mejores prácticas?

¿Cuáles son los riesgos de dejar el ordenador portátil enchufado todo el tiempo?

¿Se agotará la batería más rápido? Para responder, en primer lugar, es necesario comprender cómo funcionan los ordenadores portátiles modernos, que en su mayoría disponen de baterías de iones de litio (Li-ion) y de polímero de litio (Li-Po)

En ambos casos, no existe riesgo de que la batería se sobrecargue, lo que significa que, cuando alcanza el cien por cien de carga, esta se detiene. Así, tan pronto como la batería descienda por debajo del 100%, volverá a cargarse de nuevo. Por lo tanto, no existe un riesgo de que la batería se dañe por sobrecarga.

Dicho de otra forma: dejar un ordenador portátil enchufado y al 100% todo el tiempo es absolutamente seguro, además de ser una práctica normal por parte de la mayoría de los usuarios hoy en día.

¿Por qué? Muy sencillo: la mayoría de los portátiles usan una serie de sensores (así como lógica de control) para asegurarse de que la batería no se recaliente ni se sobrecargue. Pero sí reducirá ligeramente su vida útil, y es lo que nos lleva a hacernos la siguiente pregunta: ¿por qué la capacidad de la batería tiende a disminuir a medida que pasa el tiempo?

¿Por qué la capacidad de la batería tiende a disminuir a medida que pasa el tiempo? 

Se trata de un fenómeno común: la autonomía de la batería empieza a reducirse poco a poco. Y esto ocurre simplemente como consecuencia del uso.

Se estima que la mayoría de las baterías tienen una vida útil estimada de alrededor de 500 ciclos completos. No obstante, a la vez, es necesario evitar mantener la batería a un nivel elevado durante demasiado tiempo. Realmente, aún cuando se trate de un equilibrio difícil de conseguir, el nivel óptimo de batería es del 50 por ciento.

No en vano, como coinciden en señalar muchos expertos, el nivel ideal de carga se situaría entre el 40 y el 80 por ciento. Así, mientras que una batería cargada permanentemente al 100% tendrá ciclos de entre 300 a 500 ciclos de carga antes de volverse inútil, mientras que una batería cargada, en promedio, alrededor del 70 por ciento tendrá entre 1200 a 2000 ciclos de carga. Es decir, aumentaría 4 veces la duración de la batería.

Por supuesto, con el uso que hacemos diariamente de nuestro ordenador portátil es cierto que encontrar el equilibrio es, cuanto menos, complicado. A lo que se le une otra recomendación básica: agotar completamente y luego recargar la batería es necesario para permitir que se calibre correctamente, algo que ocurrirá siempre cuando se sitúa entre un 5 a un 15 por ciento. 

¿Cómo hacer un mejor uso?

A partir de aquí, especialmente en aquellos casos en los que acabes de comprarte un nuevo ordenador portátil, es normal que incluso puedas apresurarte a desconectar de forma inmediata el ordenador de la red eléctrica cuando alcance el 100% de carga. Pero, originalmente, esto no significa que deba ser necesariamente así.

Como ya te hemos mencionado, todos los ordenadores portátiles disponen de circuitos y sensores de control útiles para proteger de la sobrecarga a las baterías. Pero, eso sí, es posible aumentar su vida útil cuando las dejamos al 80%.

Es más, los expertos aconsejan que es mejor establecer un límite de carga cuando nos encontramos trabajando en casa o en una oficina, con acceso a un enchufe. Pero cuando nos encontremos en movimiento, sobre todo la mayor parte del tiempo, una opción aconsejable es dejarla siempre al 100% (para no quedarnos sin batería en el momento más inoportuno), y no preocuparnos de forma excesiva.

Continúa leyendo