Neuralink de Elon Musk conectará el cerebro humano con un ordenador este año

El emprendedor asegura que en unos meses su invento estará listo para usarse con personas.

La próxima aventura empresarial de Elon Musk y uno de sus proyectos más ambiciosos pasa por hacer que el cerebro humano y los ordenadores se puedan conectar directamente. El proyecto se llama Neuralink y lo que hasta ahora parecía algo que era solo ciencia ficción podría materializarse en menos de lo que esperábamos.

Hace unos días Musk ha revelado que su última startup tiene previsto mostrar una actualización de su interfaz cerebro-computadora a finales de este año. Así, antes de que acabe 2020 podrían verse las primeras pruebas públicas con esta innovación que ha sido vista con recelo por muchos.

Neuralink ha evolucionado paso a paso. El pasado mes de julio el emprendedor e inventor sudafricano había asegurado que su tecnología ya había permitido a un mono ejercer el control de un ordenador con su cerebro. Además, el también co-fundador de PayPal, Tesla, SpaceX o Hyperloop vaticinaba que para finales del año pasado su dispositivo podría ser usado por un paciente con lesiones cerebrales o defectos congénitos. Parece que fue demasiado optimista con la fecha, ya que finalmente esto podría retrasarse casi un año.

En un tweet el gurú tecnológico ha afirmado que “el profundo impacto de las interfaces neuronales de gran acho de banda y alta precisión se ha subestimado. Neuralink puede estar listo para humanos tan pronto como este año”. Elon Musk asegura que la próxima versión respecto a la que se presentó en 2019 va a resultar “increíble”.

Se verá en una keynote

Para mostrar Neuralink en todo su esplendor Musk ha adelantado que durante el próximo verano habrá un evento en vivo. Lo cierto es que al emprendedor (y a su público) le encantan las keynotes efectistas, aunque no siempre salgan bien, como ocurrió recientemente con la presentación del vehículo blindado Cybertruck hace unos meses.

No obstante, Musk se ha mostrado bastante prudente con su invención y augura que aún falta tiempo para que llegue a poder usarse en el mercado. “Primero necesitamos que sea supersegura y fácil de usar y luego determinar la mayor utilidad frente al riesgo. Desde el trabajo inicial hasta la producción e implementación en volumen queda un largo camino”, ha manifestado en otro tweet.

Musk está convencido de que la posibilidad de conectar el cerebro a un ordenador tiene múltiples aplicaciones y posibilidades y podría resultar algo revolucionario para campos como la salud. Por ejemplo, cree que puede ayudarnos a superar discapacidades y lesiones, a mejorar la accesibilidad y a compensar secciones enteras que hayan sido perdidas en el cerebro por un ictus o un accidente. “El potencial es realmente transformador para restaurar las funciones motoras y cerebrales”, asevera. En último término, incluso vislumbra cómo podría ayudarnos a competir con la -cada vez más inteligente- inteligencia artificial.

Si todo sale según lo previsto Musk cree que Neuralink será tan disruptivo para muchos pacientes como ha resultado Tesla para los coches eléctricos o SpaceX para los cohetes.

Alberto Payo

Alberto Payo

Colaborador de Muy Interesante y MuyInteresante.es

Continúa leyendo