Los secretos para triunfar con tus selfies

Hacerse un buen selfie es mucho más que poner morritos, usa estos consejos para triunfar.

Los selfies han inundado nuestro bagaje fotográfico, si bien no son un asunto reciente. El primero del que se tiene constancia data del año 1839, así que este modelo de fotografía lleva más de 179 años con nosotros. Pero el hecho de que llevemos encima a todas horas nuestro teléfono ha traído como consecuencia que los selfies inunden las redes. Ahora bien, si la espontaneidad es la base de esta fotografía, hay una serie de consejos que pueden ayudarte a conseguir que deslumbres con tus obras. Imaginación e inspiración son la base era conseguir el selfie que deseas.

Estas son las claves para un buen selfie

En primer lugar, piensa qué es lo que deseas transmitir. ¿Una imagen divertida? ¿Capturar un momento alegre? ¿Tener un recuerdo junto con un objeto de tu interés o con una celebridad? Sea lo que sea, habrás de adoptar la posición adecuada para que se trasmita el mensaje deseado. No es lo mismo hacerse una foto junto a un cantante de moda que teniendo detrás las pirámides.

Debes tener el objetivo de tu cámara delantera bien limpio. Ten presente que apoyas la oreja a la hora de hablar por el móvil, y que lo más probable es que esta se encuentre sucia. Límpiala antes de comenzar, porque es una lástima fotografiarse junto a tu ídolo de la infancia y que la foto no tenga un aspecto bonito, sino que parezca haberse tomado en un baño lleno de vapor.

A la hora de hacer un selfie interesante, hemos de tener en cuenta la orientación de la luz. Si tenemos el sol ala espalda, no se nos verá nada, solo la silueta. Si la luz nos dá muy directa, quizás algunas zonas aparezcan con brillos. La luz más interesante a la hora de jugar con las sombras es la que es ligeramente lateral. Por ejemplo, la luz de los atardeceres es ideal para hacer un selfie perfecto.

Pero un selfie tiene mucho mas de creatividad que de otra cosa. Para conseguirlo, trata de no hacerte el típico selfie, sino otro diferente que sea capaz de destacar. Y por cierto, no abuses de los morrillos. Tuvieron su época, pero ya están plenamente fuera de onda.

Ojo a los selfies que se hacen desde abajo. La tendencia es que se aumente el "efecto papada", algo que no favorece a nadie. Mucho mejor el típico con el brazo ligeramente alzado o directamente de frente. Los selfies son además sinónimos de redes sociales. Compartirlos es casi una obligación, pero trata de no abusar en tu muro con el mismo tipo de goto, terminarás cansando. Para estas redes puedes mejor compartir aquellos que son de grupo o en pareja, se transmite una imagen diferente a la del selfie en solitario.

Una regla de oro cuando te decides a hacerte un selfie es la de editarlo. Sí, acertar a la primera es complicado y con un simple retoque de edición conseguirás efectos más interesantes. Por ejemplo, prueba a pasarlo a blanco y negro, difuminar el fondo, variar el granulado... las posibilidades son infinitas, y con simples programas de edición puedes hacer verdaderas maravillas. Hay muchas apps gratuitas que te pueden ayudar en este sentido, una de las mas completas es VSCO, disponible para Android y Apple.

Pero quizás una de las reglas de oro para que tu selfie sea interesante es la de echar mano de la imaginación. Se puede ser creativo de muchas maneras distintas. Eso sí, hay lugares en los que no es una buena idea hacerse un selfie. Que nunca deje de imperar el sentido común a la hora de realizar este tipo de tomas.

Nacho Grosso

Nacho Grosso

Curioso empedernido y procrastinador impenitente.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo