Lo que las fotos de Instagram revelan sobre ti

Un estudio demuestra que las fotos que publicamos en las redes sociales pueden utilizarse como marcadores de la depresión.

También te puede interesar: ¿Tomar unas copas puede ayudar contra la depresión?

En el estudio, los investigadores examinaron las fotografías de Instagram de más de 160 voluntarios, reclutados del Amazon Mechanical Turk, una plataforma de crowdsourcing online. Los participantes proporcionaron a los expertos información sobre su diagnóstico pasado de depresión y respondieron a un cuestionario diseñado para evaluar el nivel de depresión actual de una persona.

Aproximadamente la mitad de las personas en el estudio habían sido diagnosticadas con depresión en los últimos tres años.

Cuando los investigadores analizaron las casi 44.000 imágenes, encontraron que los mensajes de los usuarios que tenían un diagnóstico probable de depresión eran más azules, más grises y más oscuras que las imágenes de los usuarios sin inclinación hacia la depresión.

 

El uso de un filtro fotográfico fue menos común entre los individuos con diagnóstico de depresión que entre los que no lo tenían. Pero cuando los individuos con un diagnóstico de depresión utilizaron filtros, muchos optaban por filtros en blanco y negro como "Inkwell". De hecho, algunas de las características fotográficas que los investigadores identificaron "coinciden con percepciones comunes con respecto a los efectos de la depresión en el comportamiento", señalaron los autores. Por ejemplo, estudios anteriores ya habían sugerido una asociación de la depresión con la preferencia por colores más oscuros, más azules y monocromáticos.

 

Las personas con inclinación a la depresión también fueron más propensas a publicar fotos sin personas o con menos personas por foto, en comparación con los otros usuarios.

Usando las fotos de Instagram y la historia de salud mental recogida en la primera parte del estudio, los investigadores pusieron a prueba al algoritmo detector de depresión a la vez que con un grupo diferente de voluntarios para ver cuál de ellos, si humanos o la inteligencia artificial, se acercaba más al resultado real del estado de salud mental de los participantes.

Los resultados revelaron el algoritmo de aprendizaje de máquina hizo un mejor trabajo que los compañeros humanos, pues
la IA fue capaz de identificar correctamente a los individuos con posible depresión el 70% del tiempo.

"Obviamente, usted conoce a sus amigos mejor que un ordenador, pero una persona que casualmente pasa por Instagram, no es tan buena en la detección de la depresión", dijo Danforth.

Pese a las conclusiones, el estudio tiene limitaciones. Por ejemplo, los expertos afirmaron haber utilizado una definición amplia de depresión, por lo que examinar tipos específicos de depresión podría conducir a resultados diferentes a los obtenidos.

Además, se necesita mucha más investigación antes de que este tipo de tecnología pueda utilizarse para diagnosticar condiciones de salud mental. "
Este estudio todavía no es una prueba diagnóstica, pero es una prueba de concepto de una nueva forma de ayudar a las personas", concluye Danforth.

 

Referencia: Instagram photos reveal predictive markers of depression. 2017 EPJ Data Science. doi.org/10.1140/epjds/s13688-017-0110-z

 

Etiquetas: fotografíasinstagramnoticias de cienciasaludtecnología

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS