Las redes 3G cierran para siempre: ¿Cómo puede afectar esto a tu teléfono?

Dejarán de estar operativas y no se podrá llamar ni navegar a través de ellas.

Hace dos décadas, cuando la mayoría de los teléfonos solo hacían llamadas, las primeras redes 3G marcaron el comienzo de la era de los datos inalámbricos. Hicieron posible usar aplicaciones en nuestros teléfonos, integrar sistemas GPS en nuestros coches y realizar muchas otras tareas hasta entonces inimaginables. Pero a medida que los operadores hicieron la transición a las redes 4G LTE y ahora al 5G, las 3G cerrarán definitivamente este año. Como resultado, algunos dispositivos perderán el servicio.

De los tres operadores más grandes, AT&T fue el primero en cerrar su servicio 3G el pasado 22 de febrero. T-Mobile siguió funcionando hasta el pasado 31 de marzo y Verizon, el que más va a aguantar, cerrará definitivamente el próximo 31 de diciembre.

¿Cómo puede afectar el cierre a tus dispositivos?

La forma en que el cese de las redes 3G afectarán a los dispositivos que aún dependen de esta tecnología varía en función de algunas cosas. Si tienes un teléfono lanzado no antes de 2015, no deberías preocuparte. Si no estás seguro, cada operador tiene una lista completa de dispositivos que seguirán funcionando en su red actual. Si se viera afectado, tu compañía telefónica ya debería habértelo dicho (un proceso que comenzaron hace años) y ofrecido reemplazar los dispositivos obsoletos por otros nuevos que se puedan conectar a redes 4G LTE o 5G.

No obstante, la cantidad de personas que usan teléfonos solo 3G hoy en día es muy pequeña, solo unos pocos cientos de miles en todo el mundo. Se espera que muchas personas afectadas no hayan actualizado sus teléfonos 3G porque en su momento se olvidaron de hacerlo o porque un día dejaron guardado un teléfono viejo por si ocurría alguna emergencia.

Si te encuentras en ese pequeño grupo de personas, tendrás que empezar a ponerte las pilas. Los dispositivos más antiguos que no se migren a 4G LTE o 5G se volverán funcionalmente inútiles cuando el 3G desaparezca para siempre: seguirán encendidos, pero no podrán conectarse a una red. Y no son solo los teléfonos los que se verán afectados. La caída de las redes 3G también afectarán a otras tecnologías como los sistemas de navegación automática, los sistemas de alarma, los primeros lectores electrónicos y otros dispositivos de Internet de las cosas que dependían de las redes 3G para obtener datos.

Qué hacer si tu teléfono se ve afectado por el apagón 3G

Si tienes un teléfono o dispositivo solo 3G que está a punto de perder la funcionalidad de conexión, la forma más fácil de evitar el problema es muy sencilla: cómprate un dispositivo más nuevo que pueda conectarse a redes 4G LTE y 5G. No te preocupes, si tienes un contrato con una compañía importante, es probable que tengan programas de incentivos que cubran algunos o todos los gastos para que actualices tu dispositivo.

Si acaso vas justo de dinero y no puedes permitirte ese gasto, los operadores venden una variedad de dispositivos, incluidos modelos más antiguos, que se conectan a las redes modernas.

Continúa leyendo