La razón por la que hay países que prohiben la minería de criptomonedas

No es posible minar criptomonedas en todos los países del mundo, ¿por qué?

La minería de criptomonedas es una actividad consistente en la resolución de complejos acertijos matemáticos. Gracias a estos se generan nuevas criptomonedas, que dan como resultado, que se puedan seguir realizando transacciones. La minería de criptomonedas es una actividad legal en algunos países, como China. El gigante asiático produce el 70 por ciento de los bitcoins del mundo.
 
Son miles las granjas de minado que pueblan el país, principalmente cerca de las centrales eléctricas y en aquellas zonas en las que la energía está subsidiada por el gobierno. La energía es muy económica en China, por lo que la minería es un proceso rentable. Pero el gobierno chino esta poniendo trabas de todo tipo, lo que está provocando la huida de los mineros hacia otros lugares. Uno de los que está abriendo los brazos a los mineros chinos es Mongolia, que está recibiendo con los brazos abiertos a los mineros.

Por qué prohiben la minería en algunos países

El caso más llamativo es del Irán, una nación que cuenta con algo más de 80 millones de habitantes. El país islámico se ha caracterizado por ser un buen lugar para el minado de criptomonedas. La energía es bastante barata en ese país. Esto ocurre porque en Irán es el estado quien subsidia la energía. Pero las infraestructuras no están a la altura. Además, el país cuenta con un clima severo en algunas zonas. El verano es muy caluroso en algunas regiones, lo que pone a prueba a la red eléctrica para alimentar a los aires acondicionados. Las zonas de alta montaña tienen, por el contrario, temperaturas frías en invierno. La demanda de electricidad de la minería es muy alta, y como consecuencia, pueblos enteros han sufrido cortes prolongados de luz. Por esa razón, el gobierno ha prohibido el minado de criptomonedas hasta el 22 de septiembre. Cabe resaltar que el 85% de la actividad de minado que se realiza en ese país es ilegal.

 

La situación a nivel global

Países como la India también se han manifestado en contra a favorecer la infraestructura de minado, ya que el objetivo de este país es crear su propia criptomoneda. Ecuador o Bolivia tampoco son muy amigables con las criptomonedas, ya que, en el caso de Ecuador, hay un sistema de dinero digital. Bolivia es más estricto y prohibe tajantemente las criptos.

Marruecos directamente opina que las criptomonedas pueden usarse con fines de lavado de dinero y para financiar campañas terroristas. Argelia y Egipto, además de Túnez, no contemplan que las criptomonedas formen parte del sistema financiero de sus estados. Por tanto, parece que las criptomonedas tienen un panorama cada vez más complejo en cuanto a minado se refiere por las trabas gubernamentales.

Por el contrario, los casos de Canadá, Georgia, Islandia o Venezuela, este último con la tarifa eléctrica más barata de América, se muestran receptivos a la hora de favorecer la minería. La instalación granjas reguladas y que hagan ahuyentar a mineros clandestinos de su labor, se ve cada vez más como una opción viable y sensata. Si el planeta necesita criptos, alguien tendrá que generarlos y seguir alimentando la locura que comenzó en 2008 con el Bitcoin.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo