Investigadores crean un robot que les devuelve la sonrisa

¿Te imaginas un robot capaz de devolver la sonrisa? Te presentamos a EVA, un nuevo robot autónomo, con un rostro suave y expresivo, capaz de responder para coincidir con las expresiones de las personas que se encuentran cerca.

Investigadores crean un robot que les devuelve la sonrisa
Foto: Columbia Engineering

Nuestras expresiones faciales juegan un papel importante en la construcción de la confianza con el resto de las personas. Sin embargo, la mayoría de los robots que se han construido hasta el momento se caracterizan por lucir un rostro estático.

Con el uso cada vez mayor de robots en áreas donde los humanos y los robots precisan trabajar en estrecha colaboración, desde residencias de ancianos a hospitales, pasando por fábricas y almacenes, la necesidad de contar con un robot más realista, y con una capacidad mayor de respuesta, es todavía más urgente.

Ahora, investigadores del Laboratorio de Máquinas Creativas, ubicado en Columbia Engineering, han trabajado durante cinco años para desarrollar un nuevo robot autónomo con algunas características que seguro te sorprenderán.

Te presentamos a EVA

Bautizado con el nombre de EVA, consistiría en un nuevo robot autónomo, de rostro suave y expresivo, el cual destaca por ser capaz de responder para coincidir con las expresiones faciales de las personas que se encuentren cerca.

La investigación será presentada en la conferencia ICRA que se celebrará mañana, 30 de mayo de 2021, y los planos de los robots, de código abierto, ya se encuentran disponibles en ‘Hardware-X’ desde hace un mes.

Según los investigadores, “la idea de EVA tomó forma hace unos años, cuando comenzamos a notar que los robots presentes en nuestro laboratorio nos miraban a través de ojos plásticos y saltones”. “Esto nos hizo preguntarnos por qué no hacer un robot que tenga un rostro humano super expresivo y receptivo”.

Aunque, es cierto, esto en un primer momento puede sonar bastante simple, la realidad es muy diferente: crear un rostro robótico convincente se ha convertido en un auténtico desafío para los especialistas en robótica

Es más, durante décadas, las partes robóticas del cuerpo han estado fabricadas de plástico duro o de metal, materiales demasiado rígidos como para poder fluir y moverse de la misma manera como lo hace el tejido humano. Además, el hardware robótico ha sido igualmente complicado de trabajar, ya que los motores, circuitos y sensores son pesados y voluminosos.

Zanwar Faraj, estudiante de pregrado que comenzó a trabajar en la primera fase del proyecto en el laboratorio, indica que “el mayor desafío en la creación de EVA fue diseñar un sistema que fuera lo suficientemente compacto como para caber dentro de los confines de un cráneo humano”, pero “sin dejar de ser lo suficientemente funcional como para producir una amplia gama de expresiones faciales”.

Para superar este desafío, el equipo se basó principalmente en la impresión 3D con la que fabricar piezas con formas complejas, que fueron integradas de forma eficiente y perfecta en el “cráneo” de EVA. Después de semanas para hacer que el robot fuera capaz de sonreír, fruncir el ceño o enfadarse, el equipo notó que el peculiar rostro azul de EVA podía provocar respuestas emocionales de sus compañeros de laboratorio.

Según Hod Lipson, profesor de innovación, “un día estaba ocupándome de mis propios asuntos cuando EVA de repente me dio una gran sonrisa amistosa”, recordó. “Sabía que era puramente mecánico, pero me encontré devolviéndole la sonrisa por reflejo”.

Una vez que el equipo se mostró satisfecho con la “mecánica” de EVA, empezaron a abordar la programación de la inteligencia artificial (IA) que guiaría los movimientos faciales del robot, utilizando IA de aprendizaje profundo para “leer” y luego reflejar las expresiones que encuentra a través de rostros humanos cercanos. Pero la capacidad de EVA es muchísimo mayor, ya que es capaz de imitar una amplia gama de distintas expresiones faciales humanas, que aprende por ensayo y error, al ver videos de sí misma.

Así, después de varias mejoras, EVA adquirió la capacidad de leer los gestos del rostro humano desde una cámara, y responder reflejando la expresión facial de ese humano.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo