¿Identificar a una persona por su aliento? Es posible

Un equipo de investigadores desarrollan un sensor olfativo capaz de identificar a una persona por su aliento. Usada junto a una IA, esta “nariz artificial” autentificó hasta 20 individuos con una precisión media superior al 97 %.

Hoy estamos más que acostumbrados a que nuestros móviles nos reconozcan por la huella dactilar o por nuestra cara. Ahora, un grupo de investigadores ha dado un paso más en materia de autenticación biométrica y ha desarrollado un sensor, que empleado junto a una inteligencia artificial es capaz de autentificar hasta a 20 personas con una precisión media superior al 97 %.

En la era de la información y la tecnología en la que nos encontramos, la autenticación biométrica es una medida fundamental para salvaguardar activos valiosos. A la gran variedad de datos biométricos que las máquinas ya pueden usar para identificarnos, ahora se suma la detección del aliento.

Mujer con gafas oliendo
iStock

“Estas técnicas se basan en la singularidad física de cada individuo, pero no son infalibles. Las características físicas pueden copiarse, o incluso verse comprometidas por una lesión", explica Chaiyanut Jirayupat, primer autor del estudio que se ha publicado en Chemical Communications. "Recientemente, el olor humano ha surgido como una nueva clase de autentificación biométrica, esencialmente utilizando tu composición química única para confirmar quién eres".

El gas percutáneo está formado por unos compuestos que produce la piel. La idea es que las máquinas los detecten. Sin embargo, la piel no produce la cantidad suficiente de compuestos como para que las máquinas los identifiquen. Por este motivo, el equipo se planteó usar el aliento. "La concentración de compuestos volátiles de la piel puede ser tan baja como varias partes por billón o trillón, mientras que los compuestos exhalados por el aliento pueden llegar a partes por millón", continúa Jirayupat. "De hecho, el aliento humano ya se ha utilizado para identificar si una persona tiene cáncer, diabetes e incluso COVID-19".

Primeramente, los científicos localizaron los compuestos que podían usarse para la autenticación biométrica. Para ello, analizaron el aliento de los participantes y encontraron 28 compuestos como opciones viables. A continuación, desarrollaron una serie de sensores olfativos con 16 canales, cada uno de los cuales identificó una gama concreta de compuestos. Los datos del sensor se volcaron a una IA para que analizara la composición del aliento de cada persona y desarrollara un perfil específico de cada uno.

Se probó el sistema con muestras de aliento de seis personas. El resultado fue un éxito y es que identificó a los individuos con una precisión media del 97,8 %. Cuando la muestra se amplió a 20 personas, el nivel de precisión se mantuvo. "Se trataba de un grupo diverso de individuos de distinta edad, sexo y nacionalidad. Es alentador ver una precisión tan alta en todos los casos", explica Takeshi Yanagida, que dirigió el estudio.

No obstante, el investigador reconoce que hay que seguir trabajando en la tecnología antes de que esta llegue a nuestros smartphones.

"En este trabajo, exigimos a nuestros sujetos que ayunaran seis horas antes de las pruebas", concluye Yanagida. "Hemos desarrollado una buena base. El siguiente paso será perfeccionar esta técnica para que funcione independientemente de la dieta. Afortunadamente, nuestro estudio actual ha demostrado que añadiendo más sensores y recogiendo más datos se puede superar este obstáculo."

 

Referencia: Jirayupat, C. et al. 2022. Breath odor-based individual authentication by an artificial olfactory sensor system and machine learning. Chemical Communications. DOI: https://doi.org/10.1039/d1cc06384g

Mar Aguilar

Mar Aguilar

Me hubiera gustado ser médica pero le tengo terror a la sangre. Con más de 11 años de experiencia en el ámbito periodístico, aprendo cada día un poco más acerca del apasionante mundo que es la ciencia. Puedes escribirme a maguilar@zinetmedia.es

Continúa leyendo