Google ya muestra una opción de ‘notificación de exposiciones al COVID-19’ en tu móvil

No, ni Google ni Apple nos están espiando ni han instalado aplicaciones de rastreo en nuestro móvil sin consentimiento. Te lo explicamos.

rastreo de contactos móvil
istockphoto

En las últimas semanas se están difundiendo a través de WhatsApp y otras redes una serie de mensajes de este estilo: “Android, el sistema operativo de Google para móviles, está instalando en secreto una aplicación de COVID-19 en los móviles”. Sin embargo, ni es secreta, ni es una app, como ya han desmentido servicios de verificación como Newtral y han explicado Apple y Google en un comunicado conjunto.

Como ya sabemos, uno de los mayores retos de cara a mantener controlada la expansión de la COVID-19 en los próximos meses será la capacidad de detectar los casos a tiempo, aislarlos, y hacer pruebas a todos los contactos para evitar rebrotes. Para ello, la tecnología y las soluciones de inteligencia artificial serán grandes aliadas, y en todo el mundo ya se trabaja en herramientas que permitan el rastreo de contactos. En concreto, el Gobierno de España ha anunciado que comenzará en Canarias con un proyecto piloto de una aplicación diseñada para tal fin, y en otros países ya se están implementando herramientas similares.

No es una app, es una API

Para que puedan funcionar estas aplicaciones de rastreo de contactos, y siempre con autorización del usuario, Google y Apple han incorporado en sus dispositivos móviles una interfaz de programación de aplicaciones (API). Por eso, muchas personas ya están viendo esta opción en sus móviles: en el caso de Android se puede comprobar entrando en Ajustes – Google y buscando la opción “notificación de exposiciones al COVID-19”. Esa una opción inocua y está inactiva porque, como ya hemos comentado, ahora mismo no hay ninguna app oficial para aprovecharla.

La API facilitará la interoperabilidad de los sistemas operativos a través de Bluetooth y permitirá que el usuario habilite una opción para recibir una notificación a través del móvil en caso de haber estado en contacto con una persona afectada por COVID-19. Es una opción voluntaria, tendrás que activarla tú, igual que activas las notificaciones en otras apps, y podrás desactivarla cuando quieras. Además, como ya hemos dicho, hasta que no haya ninguna aplicación oficial para el rastreo de contactos que te puedas instalar en el móvil, esta opción no funcionará.

En la ayuda de Android aparece toda la información para comprender mejor el funcionamiento de las notificaciones de exposición a COVID-19: “Cuando activas las notificaciones de exposición en la aplicación de la autoridad sanitaria de tu región, tu teléfono comparte ID aleatorios con otros teléfonos cercanos que también hayan activado el sistema de notificaciones de exposición. A lo largo del día, tu teléfono y los teléfonos que pasan cerca de ti intercambian estos ID aleatorios. Cuando tu teléfono detecta el ID aleatorio de otro dispositivo, lo registra y lo almacena. De este modo, si alguien indica que tiene el COVID‑19 y su ID está en tu teléfono, la aplicación te informará de qué pasos debes seguir a continuación”.

“A partir de hoy, nuestra tecnología de notificaciones de exposición está disponible para las agencias de salud pública tanto en iOS como en Android”, explicaron Apple y Google en un comunicado el 20 de mayo. “Lo que hemos creado no es una app, sino que las agencias de salud pública incorporarán la API en sus propias aplicaciones que la gente instalará posteriormente. Nuestra tecnología está diseñada para hacer que estas aplicaciones funcionen mejor. Cada usuario puede decidir si acepta o no las notificaciones de exposición; el sistema no recopila ni utiliza la ubicación del dispositivo; y si una persona es diagnosticada con COVID-19, depende de ellos informar o no en la aplicación de salud pública. La adopción del usuario es clave para el éxito y creemos que estas fuertes protecciones de privacidad también son la mejor manera de alentar el uso de estas aplicaciones”.

También te puede interesar:

Continúa leyendo