¿Gastas mucho en tecnología? Con estos pasos puedes solucionarlo

Deja de sentirte culpable por estar a la última en tecnología.

¿Estás suscrito a todas las plataformas de streaming? ¿Tienes contratados planes de almacenamiento en la nube? ¿No puedes pasar sin comprarte el último smartphone o el modelo más nuevo de tablet? Probablemente estés gastándote un dineral al mes únicamente en tecnología y, claro, eso se nota en tu bolsillo y en tu cuenta corriente. Pero no temas, no eres un caso único y sin remedio, y es totalmente lógico que quieras estar a la última en tecnología. Sin embargo, si te has planteado controlar esos gastos aquí te contamos cómo puedes reducirlos:

Occidente atraviesa una crisis económica derivada del coronavirus, y a eso se le ha sumado en los últimos meses la guerra de Ucrania, lo que ha producido el encarecimiento de un sinfín de productos y servicios, lo que también ha repercutido en los bienes tecnológicos. Sin ir más lejos, en Estados Unidos, el precio de los smartphones, ordenadores portátiles, tablets, etc, se ha encarecido casi el 3% desde marzo del año pasado. En otras partes del mundo, como Europa estamos viendo que ocurre exactamente lo mismo sobre unos productos que ya son caros de por sí.

No te suscribas a todo

Uno de los principales gastos radica en las suscripciones a plataformas de streaming de vídeo y audio. Hay mucha gente que está suscrita a casi todo, y la verdad es que las compañías lo ponen bastante fácil ofreciendo meses gratuitos de prueba y algunas promociones y descuentos. Es normal que te registrases en una plataforma para probar el contenido gratis durante un mes y que luego se te haya olvidado darte de baja, por lo que la empresa te sigue cobrando y ni te das cuenta.

Por supuesto, este gasto es extensible a otros servicios digitales como sitios de almacenamiento en la nube para guardar tus proyectos, tus vídeos o tus fotos, o aplicaciones que incluyen una versión premium de pago. Lo mejor que puedes hacer es crearte recordatorios para darte de baja cuando finalice el período de prueba, intentar elegir un único servicio de streaming de vídeo y otro de audio y ponerte metas de gasto mensuales o anuales para controlar lo que estás gastando.

Contrólate al renovar tu móvil

El móvil casi se ha convertido en una extensión de nuestro cuerpo, y es normal que quieras estar a la última. Además mucha gente es seguidora fiel de una marca determinada, por lo que siempre intenta comprarse el último modelo de su smartphone favorito. Es verdad que el mercado de los móviles es muy versátil y el rango de precios es muy amplio, por lo que tienes smartphones de gama media y de gama alta en función de tus posibilidades económicas.

Aun así, a veces puede que te vengas arriba y te compres ese modelo nuevo que acaba de salir, provocando un enorme agujero en tu cuenta corriente. Desde aquí te aconsejamos que, antes de comprar, estudies cuánto puedes gastarte y mires bien las prestaciones del teléfono, porque a veces hay modelos más baratos que pueden cubrir totalmente tus necesidades.

Continúa leyendo