Facebook en crisis: así se comportan los usuarios que abandonan la red social

Los usuarios que dejan Facebook presentan mayor bienestar; también tienen menos acceso a la información, pero no están necesariamente peor informados.

La mayor red social del mundo está perdiendo la esencia de lo que significa ser una red social: sus miembros. Facebook pierde usuarios a un ritmo constante y veloz; y, lo que es más, el horizonte que asoma tras el universo de Zuckerberg parece tener beneficios para la salud… al menos al principio.

Desde 2017, Facebook registra una tendencia de caída constante. ¿Qué ha propiciado que sus miembros decidan marcharse, cada vez con más frecuencia? Varios acontecimientos recientes, como la crisis por el tratamiento de la privacidad, la venta de datos, la publicidad personalizada… combinada con una importante campaña de rechazo (visible en movimientos como #LeaveFacebook) ha provocado que la red social más popular del mundo esté en franca decadencia. Por supuesto, los usuarios no dejan de usar las redes, sino que se mudan a otras con mayor acogida, principalmente Instagram (y Twitter, que se mantiene pese a las inclemencias).

¿Cuántas personas abandonan Facebook cada día?

Es difícil establecer una cifra exacta, especialmente porque el comportamiento de los usuarios es impredecible: es decir, no podemos saber si una persona ha dejado de usar Facebook por completo aunque no haya abandonado la plataforma, o a qué nivel continúa usándola.

Como se explica en este artículo de Nobbot, un informe de 2018 del Pew Research calcula que el 42 % de los usuarios estadounidenses habían dejado de consultar la plataforma de manera periódica; el 54 % había consultado a conciencia los datos de privacidad; y el 26 % había borrado la app de sus móviles.

Otros informes son aún más pesimistas. La revista Inc. Cree que ha habido unas 15 millones de salidas desde el año 2017. Y esto podría ser solo el principio de una caída aún mayor.

Aunque suene superficial, las redes sociales se han convertido en una dimensión muy importante para la vida de millones de personas y Facebook contabiliza 2.000 millones de usuarios en todo el mundo. Ante la cadena de abandonos, algunos investigadores se han preguntado las consecuencias para la salud mental que puede tener dejar de usar una red social que, hasta el momento, era un elemento de uso diario.

¿Seremos capaces de vivir sin Facebook?

Las universidades de Standford y Nueva York se han propuesto averiguar cuál es el comportamiento de las personas que abandonan Facebook, y comprobar tanto su patrón de comportamiento, como sus reacciones después de dejar de usar la red social. Para ello, pagaron una cantidad de unos 100 euros a 2.488 personas, usuarios activos de Facebook, para que desactivaran sus cuentas y estudiar sus reacciones posteriores, entre ellas, su síndrome de abstinencia.

La conclusión del estudio es que los usuarios presentaron una mejora en el bienestar en los 30 días posteriores al abandono de sus cuentas de Facebook: “Cuatro semanas sin Facebook mejoran el bienestar y reducen la demanda una vez concluido el experimento. Esto sugiere que factores como la adicción pueden influir en que las personas usen Facebook más de lo que querrían”, concluyen los investigadores.

Atención: no podemos establecer una relación directa entre la salud mental y el abandono de Facebook, dado que este resultado puede deberse a que hubo una recompensa económica para los sujetos del estudio (observacional); y, por otro lado, este efecto posivito podría darse ante el abandono de cualquier red social, y no solo Facebook.

Otra consecuencia del abandono de Facebook tiene que ver con la información: los heavy users de las redes sociales las utilizan como fuente principal de información. Como revela el Pew Research, el 42 % de los adultos estadounidenses se informan a través de Facebook. Por tanto, es lógico pensar que una persona que abandona esta red social pasa a estar menos informada, pero no necesariamente peor informada: “Si bien la desactivación hace que las personas estén menos informadas, también las hace menos polarizadas”.

Si dejar Facebook parece aumentar nuestro bienestar y evita que nos contaminemos de información polarizada, ¿será este el fin de esta red social? En marzo de 2019 Facebook emitió un comunicado en el que prometía una serie de mejoras para el usuario; por el momento, no hay datos disponibles de que la tendencia se haya corregido.

Laura Marcos

Laura Marcos

Nunca me ha gustado eso de 'o de ciencias, o de letras'. ¿Por qué elegir? Puedes escribirme a lmarcos@zinetmedia.es

Continúa leyendo