Estos son los teléfonos en los que se han detectado problemas con el reconocimiento facial

El FaceID ha estado dando algunos problemas durante los últimos meses.

Los técnicos de servicio autorizados de Apple podrían realizar reparaciones de Face ID en iPhone XS y teléfonos más nuevos sin necesidad de reemplazar todo el dispositivo, tal y como ha informado la compañía a través de sus perfiles en redes sociales.

Puede que el gigante tecnológico pronto otorgue a las tiendas oficiales Apple y a los proveedores de servicios autorizados de la marca acceso a una nueva parte del servicio TrueDepth Camera que consta de Face ID y módulos de cámara frontal. Como resultado, las tiendas y los proveedores autorizados podrán realizar reparaciones en la misma unidad cuando un teléfono sufre problemas con Face ID en lugar de tener que reemplazar todo el dispositivo.

Detrás hay una medida ecológica

Como lo describe la propia Apple en un memorando interno publicado hace unas semanas, la medida reducirá la huella de carbono de sus productos al disminuir la cantidad de reparaciones de unidades completas. Si sucede, también significa que los propietarios de modelos de iPhone XS y más nuevos no necesitarán configurar un nuevo iPhone y posiblemente perderán datos solo por un problema de Face ID.

Aún no está claro cuándo se implementará este nuevo proceso de reparación. La compañía solo les ha dicho a los técnicos que recibirán capacitación y documentación en los próximos meses. La noticia llega unas semanas después de que Apple anunciara el nuevo programa de "Reparación de autoservicio", otro movimiento que también podría facilitar las reparaciones desde una perspectiva sostenible con el medio ambiente.

A través de la iniciativa, Apple instruirá a los clientes sobre cómo reparar sus dispositivos en casa mientras les vende las piezas y herramientas. Los clientes también recibirán crédito de reciclaje cuando devuelvan sus piezas usadas después de reparar sus dispositivos.

Apple ha asegurado que el programa de "Reparación de autoservicio" se lanzaría a principios de este año en los Estados Unidos y luego se expandiría a otros países más adelante. En concreto, Apple planea brindar a los clientes la capacidad de reparar sus propios dispositivos en medio del creciente desabastecimiento de componentes electrónicos y la presión de los legisladores y consumidores de todo el mundo, que piden que los fabricantes de dispositivos electrónicos relajen los requisitos necesarios para que el soporte técnico de las empresas se haga cargo de las reparaciones sin que ese coste repercuta directamente sobre el consumidor.

Apple planea comenzar con algunos componentes que tienden a requerir reemplazo, como pantallas, baterías y módulos de cámara. La compañía dice que tendrá más de 200 piezas y herramientas disponibles en el lanzamiento y planea agregar más a finales del próximo año. El programa de reparación estará disponible inicialmente solo para usuarios de iPhone 12 y iPhone 13, pero luego se expandirá a ordenadores Mac que usan el nuevo chip interno M1 de Apple.

La medida de Apple se produce cuando los fabricantes de productos electrónicos, así como los fabricantes de coches y maquinaria pesada, desde tractores hasta equipos hospitalarios, se enfrentan a una presión cada vez mayor para aliviar las restricciones sobre los talleres independientes de reparación de dispositivos o las reparaciones un movimiento conocido como "derecho a que lo reparen".

Continúa leyendo