Este es el Proyecto Kuiper, con el que Amazon está mirando al espacio exterior

Los planes de Jeff Bezos ya miran al cosmos en vez de a la Tierra.

espacio
iStock

El ambicioso proyecto de Internet por satélite que está desarrollando Amazon, el bautizado como Proyecto Kuiper, tiene como objetivo lanzar sus dos primeros prototipos de satélites en el cuarto trimestre de 2022, según una licencia de lanzamiento experimental que la compañía ha presentado hace tan solo unos días ante la Comisión Federal de Comunicaciones. Llamados KuiperSat-1 y KuiperSat-2, se supone que los dos prototipos se lanzarán en un nuevo cohete llamado RS1, que actualmente está siendo desarrollado por la startup ABL Space Systems con sede en California.

Internet en cualquier rincón del mundo

El objetivo de Kuiper es lanzar una constelación gigante de hasta 3236 satélites alrededor de la capa más baja de la órbita terrestre durante la próxima década para proporcionar cobertura de Internet de banda ancha de baja latencia a cualquier lugar del planeta. El plan está orientado a proporcionar conexión a las comunidades rurales y otras áreas donde es difícil hacer llegar la infraestructura para que los servicios tradicionales de Internet funcionen.

Es un concepto similar al de Starlink, la constelación de satélites de Internet de banda ancha de SpaceX (la empresa aeroespacial creada por Elon Musk, el CEO y fundador de Tesla), que propone enviar casi 12.000 satélites a una órbita baja alrededor de la Tierra. Pero a diferencia de Kuiper, Spacex ha lanzado más de 1.700 de esos satélites, e incluso ha creado un programa beta para cientos de usuarios. Sin embargo, Kuiper aún no ha puesto ningún satélite en órbita.

Ahora, la subsidiaria de Amazon parece casi lista para empezar a operar. La semana pasada, la compañía mostró pruebas de los propulsores que usarán los satélites para maniobrar en el espacio. Y Kuiper afirma que estos primeros prototipos permitirán a la empresa probar la misma "tecnología de comunicación y redes" que se incluirá en los satélites finales. Los dos prototipos operarán a casi 600 kilómetros sobre la Tierra. KuiperSat-1 y KuiperSat-2 albergarán mucha de la tecnología necesaria para lograr esa idea de constelación de satélites en la que ha pensado Amazon, incluidas antenas, módems, y dispositivos de propulsión aeroespacial.

A punto de comenzar las pruebas

Mientras estén en el espacio, los satélites se utilizarán para probar su capacidad para conectarse con cuatro de los terminales de usuario de Kuiper y una estación terrestre en McCulloch, Texas, diseñada para enviar y recibir señales de banda ancha desde la nave espacial. La secuencia de prueba completa está configurada para que dure tan solo 10 minutos a medida que cada satélite pasa por encima.

La elección de Kuiper de lanzar al espacio sus dos primeros prototipos en el cohete RS1 de ABL ha pillado bastante por sorpresa a todo el mundo. En abril, la compañía anunció que había comprado nueve vuelos del cohete Atlas V, el caballo de batalla de United Launch Alliance, para lanzar lotes de satélites Kuiper. Mientras tanto, ABL aún no ha lanzado ninguno de sus artefactos.  La compañía dice que tiene como objetivo realizar su primer lanzamiento de prueba con el RS1 antes de fin de año en un páramo de la fría Alaska.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo

#}