Este es el incómodo problema de los astronautas de SpaceX, la empresa espacial de Elon Musk

La compañía está experimentando con sus primeros vuelos espaciales.

Los problemas con el inodoro a bordo de la cápsula Crew Dragon de SpaceX dejarán a un grupo de cuatro astronautas sin opción de poder ir al baño durante su viaje de varias horas desde la Estación Espacial Internacional a la Tierra que tendrá lugar en las próximas semanas.

Un problema de fluidos

En cambio, la tripulación de la aeronave tendrá que depender de una "ropa interior especial" durante el trayecto si quieren hacer sus necesidades. Hace unos días SpaceX, la compañía aeroespacial propiedad del multimillonario Elon Musk, descubrió por primera vez un problema con el inodoro de su nave espacial mientras inspeccionaba y realizaba pruebas con una cápsula Crew Dragon distinta a la que se utilizará en el vuelo. La compañía se dio cuenta de que un tubo utilizado para canalizar la orina hacia un tanque de almacenamiento se había despegado y estuvo causando un gran lío con varias fugas que tenían lugar debajo del suelo de la cápsula. Sin embargo, este problema no es nada nuevo, ya que la empresa ha notificado el mismo fallo en hasta tres naves espaciales con las que opera la compañía.

De momento, la NASA no ha especificado cuánto tiempo tendrán que estar los cuatro astronautas, Shane Kimbrough y Megan McArthur de la NASA, el astronauta francés Thomas Pesquet de la Agencia Espacial Europea, y Akihiko Hoshide de Japón, a bordo de su cápsula Crew Dragon con un inodoro inoperable. Hasta ahora, solo dos naves espaciales Crew Dragon han regresado de la EEI con personas a bordo, y el primero de esos viajes duró más de 19 horas, mientras que el segundo solo se prolongó durante seis.

El tiempo que dure el trayecto dependerá de varios factores, incluida la forma en que la dinámica orbital y el clima afectan el viaje de regreso, pero desde SpaceX han asegurado que están trabajando para tratar de minimizar ese tiempo, desde el desacoplamiento hasta el aterrizaje, lo máximo posible.

Jared Isaacman, el comandante y mecenas de la misión Inspiration4, como se la llamó en su día, ha asegurado que se lanzó una advertencia durante la misión, alertando a la tripulación sobre un problema con el ventilador del inodoro. Dijo que él y sus compañeros de viaje tuvieron que trabajar con los controladores de SpaceX desde tierra para solucionar ese tipo de problemas.

Sin embargo, el incidente no causó ningún problema grave para el equipo de Inspiration4, ni hubo casos de fluidos corporales que se soltaran dentro de la cápsula, que era lo que más preocupaciones suscitaba. Sin embargo, después de que la tripulación del Inspiration4 regresara a la Tierra, SpaceX desmontó por completo la nave espacial para inspeccionar más a fondo qué era lo que había salido mal.

SpaceX está inspeccionando todas sus aeronaves

La empresa aeroespacial de Elon Musk ha detallado que en cada una de sus aeronaves hay un tanque de almacenamiento donde se va a parar la orina, y un tubo de ese tanque fue el que se despegó, derramando todo el fluido.

Continúa leyendo