Este es el implante cerebral que convierte la escritura imaginaria en texto real

Ha supuesto todo un hito en facilitar la comunicación.

La humanidad ha estado fascinada (y asustada) durante mucho tiempo con la idea de que alguien o algo pueda leer nuestras mentes, ya sea un telépata, un ordenador o los extraterrestres. Ahora, los científicos dicen que han desarrollado un sistema que combina el aprendizaje automático y una interfaz cerebro-ordenador, o BCI, para leer la escritura a mano que tiene lugar en el cerebro en lugar de en el papel.

Un equipo de científicos ha estado trabajando con un hombre de 65 años paralizado del cuello para abajo utilizando sensores implantados en su cerebro para detectar la actividad neuronal relacionada con la escritura a mano. Mientras el voluntario imaginaba escribir cartas, esa actividad se trasladaba a un algoritmo que la traducía, en tiempo real, al texto que se mostraba en una pantalla.

Escribir con la mente

Los científicos aseguran que este método parece ser potencialmente más preciso que ensayos similares que han intentado traducir el habla en lugar de la escritura a mano. En este momento se está trabajando en un diccionario de 50 palabras utilizando métodos de aprendizaje automático al decodificar el habla. Al usar la escritura a mano para registrar cientos de reacciones neuronales individuales se puede escribir cualquier letra y, por lo tanto, cualquier palabra que proporcione un verdadero vocabulario abierto que se puede usar en la mayoría de las situaciones de la vida para personas con dificultades para expresarse o moverse.

La esperanza es que un sistema de este tipo pueda permitir que las personas paralizadas escriban y se comuniquen de manera eficiente sin usar las manos. La startup Neuralink, respaldada por Elon Musk, está trabajando en una tecnología de implante cerebral similar. Restaurar la capacidad de las personas que han perdido su independencia para interactuar con los ordenadores y con otros seres humanos es extremadamente importante, y eso es lo que está consiguiendo proyectos como este.

Los ensayos han sido un éxito

De momento, el sistema se ha probado en un solo paciente. Se basa en un ensayo previo en el que los participantes implantados con sensores neuronales intentaron mover el brazo para mover un cursor en una pantalla para señalar y hacer clic en letras y deletrear palabras y oraciones. Este método permitió a los pacientes escribir alrededor de 40 caracteres por minuto, mientras que el nuevo método de escritura a mano permite tasas de aproximadamente 90 caracteres por minuto, lo que se cree que es un nuevo récord para escribir a través de este tipo de inteligencia artificial.

Los investigadores señalan que la tasa es casi la misma que la de alguien de una edad similar a la del participante de 65 años que escribe en el teclado de un teléfono inteligente. La comunicación es fundamental para la forma en que los humanos se desenvuelven en la sociedad. En el mundo actual de la comunicación basada en Internet, las personas con discapacidades físicas y del habla graves pueden enfrentarse a importantes barreras de comunicación y, potencialmente, al aislamiento, por eso esta tecnología aporta esperanza.

Continúa leyendo