Este es el grave problema que tiene Estados Unidos con las criptomonedas

El país está pensando en poner restricciones que tendrían repercusión mundial.

Estados Unidos se está moviendo para elaborar nuevas reglas para regular las criptomonedas en medio de las crecientes preocupaciones que está causando en la economía. Esta industria de rápido crecimiento es un refugio para los ciberdelincuentes y presenta serios riesgos para la estabilidad financiera.

La Casa Blanca ha asegurado que su objetivo era proteger a los consumidores, manteniendo al mismo tiempo el liderazgo tecnológico de Estados Unidos. La orden ejecutiva se produce cuando la inversión en activos digitales como Bitcoin se ha disparado, pasando de un estimado de 14.000 millones de euros a más de 25.000 millones en tan solo cinco años.

La legislación va muy atrasada

Actualmente, más de 100 países, incluido China, están explorando o probando el uso de monedas digitales por parte de los bancos centrales, tanto para uso interno como en transacciones transfronterizas. Funcionarios de la Casa Blanca ya han afirmado que esto podría tener implicaciones para la centralidad del dólar estadounidense en el sistema financiero mundial.

Si bien diferentes partes del gobierno de los Estados Undos han estudiado el tema, incluido el banco central, ha habido poca acción legislativa. Una orden ejecutiva firmada por el presidente Joe Biden hace unas semanas exige que los funcionarios desarrollen propuestas de regulación antes de que acabe este 2022. El gobierno del país busca una forma de organizarse con urgencia para poder tener una visión coherente y coordinada sobre los activos digitales.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos también ha señalado que quiere ver una mayor supervisión de las empresas que ofrecen monedas digitales que se facturan a sí mismas respaldadas por el dólar. Las encuestas sugieren que el 16% de los adultos estadounidenses han invertido en criptomonedas, incluidos muchos en comunidades minoritarias que históricamente han tenido menos acceso a los bancos, como los afroamericanos.

El tema también ha cobrado urgencia en medio de la guerra de Ucrania, ya que los políticos expresan su preocupación de que la criptomoneda podría usarse para evadir las sanciones financieras a Rusia. Muchos en la industria han presionado para que el gobierno aclare qué tipo de reglas y regulaciones podrían implementarse, con la esperanza de dar forma a lo que pueda venir.

Desde Circle, una de las compañías más grandes involucradas en el comercio de monedas digitales respaldadas por dólares, afirman que la orden ejecutiva de Biden ha marcado un punto de inflexión en la política del país y supone una oportunidad inigualable para poder regular todo el mercado de los criptoactivos.

Algunos analistas dicen que la amenaza de que se apliquen leyes restrictivas ha pesado sobre los precios de las criptomonedas en las últimas semanas. Hace un mes, el valor de Bitcoin cayó más del 8% y el de otras criptomonedas también se desplomó.

Si bien no acaba de concretar acciones específicas, la orden proporciona cierta claridad sobre qué se regulará más o menos en el negocio de los criptoactivos. También proporciona más información sobre qué tipo de actividad es probable que se considere ilegal en el futuro.

Continúa leyendo