Este es el gran problema que están teniendo las plataformas de ‘streaming’ por el exceso de contenidos

El aluvión de series y películas en las distintas plataformas divide a la audiencia.

El impresionante crecimiento de los servicios de transmisión de video (o de streaming) como Netflix, Amazon Prime Video y Disney Plus ha transformado la forma en que vemos películas, series, e incluso programas de televisión convencionales.

La descomunal oferta de contenidos que ofrecen las múltiples plataformas que hay disponibles para los usuarios hacen que la audiencia esté más dividida que nunca, y en muchos consumidores genera agobio, o incluso hartazgo, la impotencia de sentarse delante del televisor o de cualquiera de sus dispositivos y frustrarse por no saber qué ponerse a ver.

Demasiado donde escoger

El sector del streaming se ha convertido en una gran parte de la industria del entretenimiento, un dominio impulsado en parte por el cierre de los cines durante la pandemia. La plataforma más grande del mundo, Netflix, tenía 222 millones de suscriptores a finales del año pasado, 18,2 millones más que en 2020. Mientras tanto, Amazon Prime Video tenía 175 millones de espectadores en 2021, y la base de suscriptores de Disney Plus superó los 118 millones.

Este gran número de usuarios está respaldado por estudios que muestran que una cantidad creciente de personas ahora prefieren ver películas de estreno en casa, en lugar de ir al cine. Un informe de octubre pasado reveló que este era ahora el caso del 71% de los espectadores. Una cantidad enorme de personas.

Al mismo tiempo, ahora la mayoría de las cadenas de televisión también suben a sus propias plataformas la retransmisión de programas, por lo que el público también tiene otra enorme oferta de contenido que proviene de la televisión convencional además de la que ya le ofrecen los servicios de streaming a los que está suscrito.

Frustración ante tanta oferta de entretenimiento

Que haya plataformas con millones de contenidos para que el usuario elija qué, cuándo y cómo quiere verlos es un avance increíble, pero los gurús de la televisión y los servicios más populares de streaming también temen que los consumidores ahora se sientan abrumados por la gran cantidad de cosas entre las que pueden escoger para ver y entretenerse.

Los usuarios ahora poseen una gran cantidad de contenido disponible en seis u ocho servicios de transmisión principales. Esto, aseguran los expertos, puede hacer que mucha gente se sienta confusa, molesta y frustrada porque tienen que ir saltando entre las plataformas para acceder a todo el contenido disponible.

Todo un desafío

El mayor desafío es que hay muchas similitudes con los principales servicios de transmisión, y en realidad estas empresas como Netflix o Amazon Prime no están haciendo mucho para diferenciarse entre ellas y tener su propia identidad.

Por ejemplo, la plataforma Paramount Plus (de Paramount) planea acelerar su popularidad usando canales en directo, una nueva función en la que sus programas y películas más populares salen a horas programadas en 20 canales temáticos, imitando a los canales de televisión tradicionales. Incluso en la era del on-demand, existe claramente un fuerte apetito de los consumidores por canales lineales reinventados que brindan entretenimiento sencillo y relajado.

Continúa leyendo