Este es el dispositivo que te permitirá ver la tele mientras te das un baño

Relájate en la bañera mientras ves tu serie favorita.

Hay muchos interrogantes acerca de dónde es mejor instalar una tele. ¿Encima de una mesa?, ¿En la pared a la altura de los ojos? Pero, ¿y en el baño? Si estás tan enganchado a una serie que no quieres hacer una pausa ni siquiera para ir al baño, puedes pensar que montar un televisor encima la bañera o el inodoro es una buena opción.

Sin embargo, no es tan fácil como comprar una tele pequeña y colgarla en la pared. Los baños, debido a la humedad, son el peor ambiente para cualquier aparato electrónico. Pero, aunque en realidad no se recomienda, montar un televisor en el baño es técnicamente factible, siempre y cuando sepas en lo que te estás metiendo.

Qué debes y no debes hacer

Un baño es un mal lugar para una tele. Dos de las peores cosas para los aparatos electrónicos son la humedad y el calor. Esta última es también una de las razones por las que no es recomendable colocar un televisor encima de una chimenea. Incluso si tienes un baño grande y bien ventilado, es probable que sea mucho más húmedo que una sala de estar típica.

La garantía de la mayoría de las televisiones no cubre el contacto con líquidos, la exposición al calor, la humedad o la transpiración, elementos todos ellos que se dan invariablemente en cualquier cuarto de baño. Esto es así. ¿La humedad romperá el televisor al instante? Probablemente no, pero a medio y largo plazo es muy probable que deje de funcionar o empiece a dar fallos graves.

Quizá hayas escuchado o leído muchas historias anecdóticas sobre cómo alguien instaló una tele normal en su baño y fue la mejor decisión que ha tomado en su vida. Sin embargo, es posible que esa gente nunca cuente cómo, de repente, el aparato dejó de funcionar debido a que la humedad lo había podrido por dentro.

Sin embargo, la tecnología ha avanzado tanto que ya existen aparatos a prueba de agua que hacen posibles todos tus sueños de poder estar dándote un baño mientras ves una película o una serie, sin que tengas que preocuparte porque le caiga agua o se estropee debido a la humedad.

Cosas a tener en cuenta

Al igual que otros dispositivos a prueba de agua, por ejemplo, auriculares y altavoces Bluetooth, los televisores deben tener una clasificación IP. Por ejemplo, "Impermeable certificado IP66" significa que está protegido contra los chorros de agua dirigidos directamente al dispositivo. Sin embargo, no esperes que los televisores a prueba de agua tengan las mismas características que un televisor normal. De hecho, es probable que sus interfaces de TV inteligente sean peores de lo que estás acostumbrado y es posible que no tengan todos los servicios de streaming que deseas.

También tendrás que comprobar si tu Wi-Fi está a la altura. La señal puede ser lo suficientemente fuerte como para navegar por la web mientras estás dándote un baño relajante, pero ver plataformas como Netflix es otra historia. Probablemente no necesites poner un router nuevo, solo ajustar tu Wi-Fi actual o comprar uno de esos dispositivos de amplificación de señal.

Continúa leyendo